Argeliers León y  su labor en la Biblioteca Nacional de Cuba. Con motivo del 102 aniversario de su nacimiento

Por Grizel Hernández Baguer, musicóloga

Hoy se conmemora el aniversario 102 del natalicio del musicólogo e investigador Argeliers León, figura indispensable del pensamiento cubano. Por ello, les proponemos este trabajo de la estudiosa de su obra Grizel Hernández con el objetivo de develar otra de las tantas facetas de este hombre de la cultura.

En el año 1959 se inauguraba la nueva estructura que organizaba María Teresa Freyre de Andrade quien ocupara la Dirección de la biblioteca en 1959 junto a Maruja Iglesias como Subdirectora. Argeliers León participó en el concurso de oposición que se convocaba siendo aprobado para ocupar la dirección del Departamento de Música. En este periodo también era Director del Departamento de Folklore del Teatro Nacional.

El compositor José Ardévol publica el 12 de octubre, en la Sección de Música del Periódico Revolución (p. 26) un comentario acerca del nombramiento de Argeliers como Jefe Técnico Asesor del Departamento de Música de la Biblioteca Nacional y  el significado que ello tenía. En él expresa:

  “joven compositor y musicólogo. Incuestionablemente nuestro máximo conocedor del folklore musical cubano, en particular y americano en general …. ”.

En el periodo en que ocupó dicha responsabilidad se propuso como uno de sus más importantes objetivos  ampliar  los servicios del Departamento de Música. En el Informe mensual del 25 de marzo de 1960, firmado por Argeliers León y conservado en los archivos de la Biblioteca Nacional se expresa:

El Departamento de Música de la Biblioteca Nacional tiene entre sus objetivos hacer llegar al público a través de su discoteca pública la música culta, los idiomas poco conocidos y la música popular de valor que se ha grabado. También forma parte de esa labor los conciertos vivos con estudios analíticos y las audiciones comentadas que se realizan mensualmente en el Salón de Actos. Se realizan además  como actividades básicas la consulta de libros y folletos especializados en la Sala de lectura del departamento y la publicación de los fondos musicales para dar a conocer los valores musicales de Cuba tanto del pasado como del presente.    

Entre las actividades que se formuló como parte de su novedosa mirada para el departamento  programó la realización de cursos y conciertos didácticos lo se convierte en actividad primordial. Así se realizaron ciclos de música folklórica y popular, y encuentros con agrupaciones representativas de diversos géneros, entre ellas  de sucu sucu, de sones, abakuá,etc.

Argeliers León dirige el concierto

Entre las actividades más importantes estuvo el estreno de las Rítmicas V-VI de Amadeo Roldán por el Conjunto de Percusión del Teatro Nacional, lo cual resultó un importante acontecimiento cultural de la época que fueran programadas como parte de las actividades organizadas en el mes de marzo por el 36 aniversario del fallecimiento de Amadeo Roldán. También se  realizó un concurso de música cubana.

Asimismo en el mes de enero  de 1960 se presenta la primera Revista Música del Departamento de Música de la Biblioteca Nacional con frecuencia trimestral. Dicho número es representativo de la orientación y diversidad que caracterizará la publicación, pues en él se presentaron los artículos La música en el primer año de la Revolución (María Antonieta Henríquez), Algo sobre Villa-lobos (Edgardo Martín), Obra y presencia de Stefano Cristiani (Jorge Antonio Rodríguez) y Danza y fecundidad (Ramiro Guerra).

Estreno de las Ritmicas de Amadeo Roldán. Dirige Argeliers León. Fotos aportadas por la autora

La revista salía a la luz  con la intención de dar a conocer la actividad cultural que se hacía en el país y publicar artículos de temas del presente y el pasado y con la colaboración de destacados intelectuales de la época, nacionales o de otros países. En tal sentido tuvo un amplio espectro. Entre otros textos se pueden citar: Josefina González con la ópera en El Regañón de La Habana; Jorge Antonio González, con un trabajo sobre el compositor de óperas Estéfano Cristiani; Diaghilev: una época, por Ramiro Guerra y  La obra de Alejandro García Caturla por Adolfo Salazar, entre otros.

En el editorial del Nro 1, año 1 de enero de 1960, Argeliers publica sus propósitos con tal publicación:

     “Pretendemos, con esta publicación, contribuir al conocimiento musicológico en nuestro País. Los escritos sobre los más diversos aspectos del arte musical son relativamente escasos y más aún en la lengua española. Es por ello que una institución como ésta, en la nueva Cuba que nos ha dado la Revolución, no desperdicie ocasión que tenga a su alcance para poner sus modestos esfuerzos a todo lo que conduzca, directa o indirectamente a todo lo que conduzca a la conquista de la cultura y que propenda a afianzar los valores nacionales. Nuestra Revista pondrá énfasis en los trabajos de investigación y divulgación de nuestra música, aunque no descuide los temas latinoamericanos u otros. Albergará firmas cubanas aunque recurrirá a todos aquellos que  nos honren con sus colaboraciones. Estará abierta, además, a toda polémica, y con toda vehemencia, con todas las fuerzas, defenderá las conquistas que ha logrado nuestra música y saldrá a las conquistas de los demás logros a que tiene derecho, y saldrá a  luchar por situarnos en el mercado mundial de los valores culturales.

      Utilizaremos la palabra escrita para acercarnos a nuestros hermanos pueblos de América. Les llevaremos nuestras ideas. Aquí recogeremos sus inquietudes, sus dudas, sus preguntas y sus éxitos que ya son muchos, y sus enseñanzas que ya son sabias: esperamos pronto llevarles nuestra música impresa y contribuir a estrechar lazos entre pueblos de los que incomprensiblemente nos mantenemos aislados. Por nuestro trabajo, si bien es ambicioso, es aún modesto y restringido. El entenderlo así nos llevará, a pesar de las múltiples limitaciones  personales, a un constante esfuerzo de superación”.

En la revista Nro  4 se  publica  su trabajo analítico Las obras para piano de Amadeo Roldán, este artículo muestra  su visión como el  musicólogo pues hace un particular análisis crítico de las obras “Canción de cuna del niño negro”, “El diablo baila” y “Mulato” para finalmente establecer algunos elementos de estilo en la creación de Amadeo Roldán y esbozar rasgos constructivos del compositor cubano.

Argeliers León junto a la musicóloga Dra. Zoila Lapique

Argeliers amplió el personal del departamento con una rica visión que le permitiera  desarrollar sus intenciones de extensión cultural. De esta manera incorporó al investigador José (Pepe) Piñeiro como colaborador en la revista y al maestro José María Bidot con la finalidad de redactar publicaciones de carácter didáctico, llamadas Guías temáticas, destinadas a los alumnos de música así, se redactaron la Guía n. 1 de Teoría de la Música y la Guía n. 2 de Historia y Estética de la Música. En el Informe del Departamento de Música a la Dirección de la Biblioteca del 25 de marzo de 196 se explicita:

La biblioteca ha contratado los servicios de José María Bidot para que realice un estudio de los libros y partituras que forman nuestra colección, con el objetivo de mover hacia el Departamento los alumnos y profesores de música. Este estudio se realiza de acuerdo con el currículo de música vigente en las escuelas cubanas. Se invitará a los alumnos y profesores a que concurran al Departamento donde se les ofrecerá en un seminario, una bibliografía sobre cada tópico en los programas oficiales de música con la finalidad ya expuesta de incrementar la lectura técnica en nuestros medios musicales.

De la misma manera comenzó a trabajar con los estudiantes de música Gonzalo Romeu y Antonio Acero para confeccionar una especie de base de datos que recopilara la información que apareció en la prensa seriada del siglo XVIII.

En el año 1961 Argeliers León Pérez concluye su labor como Director del Departamento de Folklore del Teatro Nacional de Cuba y como Director del Departamento de música de la Biblioteca Nacional José Martí. Es nombrado Director del  Instituto de Etnología y Folklore de la Academia de Ciencias de Cuba.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s