Notas del ayer. Cambio de tiempo. Vocal Sampling *

Por: Liliana González Moreno, musicóloga

A propósito de cumplirse recientemente 30 años de fundación de Vocal Sampling, proponemos esta reseña sobre uno de los fonogramas más logrados de su trayectoria.

Portada del CD Cambio de Tiempo de Vocal Sampling. Sello Unicornio, Producciones Abdala

Cambio de tiempo es la más reciente producción discográfica de Vocal Sampling. Su espectro de creación se inserta en el campo de la música popular profesional –vocal y bailable– contemporánea. Con textos en los que, ineludiblemente, este CD se coloca a manera de referencia básica.

La dinámica y calidad del disco se logra desde diversos pIanos musicales y extramusicales. Variedad genérica, complejidades rítmico-armónicas, fusión de expresiones tradicionales cubanas y latinoamericanas a partir de conceptos contemporáneos de creación y una riqueza temática que, con una función esencialmente bailable, entronca en cierta medida con la filosofía trovadoresca moderna.

En el balance genérico existe un predominio de temas soneados y abordados en formato de septeto y conjunto. Desde el punto de vista tímbrico este repertorio tradicionalmente concebido por la agrupación a manera de orquesta, amplía para este CD su formato instrumental al trabajar con el cuatro en géneros como el joropo, incluir referencias andaluzas, y utilizar sonoridades electrónicas (guitarra eléctrica), entre otros efectos sonoros producidos también por las voces de sus integrantes. Por otra parte, logran la atmósfera de entonaciones de distintas procedencias, lo cual evidencia un dominio estilístico el campo musical abordado.

A esta producción realizada por el sello Unicornio, anteceden los títulos Una forma más (Elektra, 1995) y De vacaciones (Elektra, 1997), de importantes valores musicales y estéticos si tenemos en cuenta que con ellos Sampling definió una nueva tendencia creativa dentro de la tradición vocal del país. Luego de cambios internos en la agrupación, Cambio de tiempo (2000) replantea sus conceptos estilísticos, decanta algunos criterios de interpretación tales como extensos diseños de improvisación percusiva por parte del solista, y busca entonces colocar eficazmente los nuevos colores y posibilidades que logran las voces de sus integrantes.

Corresponde aquí hablar de un virtuosismo vocal evidenciado no en extensión de tesituras ni de magnitud de la emisión, sino en la economía de voces que utiliza para lograr, con auténtico profesionalismo, efectos tímbricos, acoples tímbrico-armónicos y empaste estilístico-orquestal. Se trata de las dificultades propias de los instrumentos que imitan, para lo cual se requiere de un fuerte trabajo técnico-expresivo y un sinnúmero de influencias y referencias de la poética actual como base estilística.

En cuanto a la recreación de diversos géneros y entonaciones que dialogan en su estructura general tenemos: son, música andaluza, joropo venezolano, canción, guajira son, cha cha chá, comparas habanera (en tanto patrones rítmicos y tímbricos), charleston, guaguancó y conga santiaguera, para finalizar con un tema clásico “Así hablaba Zaratrusta”, de Richard Strauss, el cual cita sugerentemente en la primera pieza del disco.

En otro orden de análisis, si valoramos el contenido de los textos –en su mayoría de la autoría de René Baños– apreciamos un espectro temático abierto a distintas circunstancias; se retoma el canto a las localidades –casi obviado en la lírica popular bailable actual–; también el tema amoroso, lo cotidiano y lo musical, todo ello bajo el común denominador de una proyección optimista. La preocupación por los problemas que atañen a la existencia humana se convierte en razón que promueve el acople temático que alcanza junto a “El escaramujo” de Silvio Rodríguez (de similar contenido), elemento que propone esencial atención en la valoración del disco.

Compartiendo el análisis con especialistas del tema, Cambio de tiempo habla de un lenguaje que transita desde la metáfora a nivel de alegoría (“Melodía de la impaciencia”) hacia lo jocoso, popular (“Pío mentiroso”), alcanzando en algunos casos un tono sentencioso a partir de la exposición de ideas filosóficas sobre la existencia del hombre.

Una referencia importante entre las múltiples relaciones texto-música se produce en el tema “Canta la percusión”. Trama las posibilidades de un joven que va por las calles de La Habana y musicalmente encauza su interés literario en el desarrollo de una comparsa habanera. Su autor explota las posibilidades de improvisación de los músicos de comparsas, quienes en muchos casos han resultado ser importantes rumberos de la zona, aun cuando entre las comparsas y las manifestaciones de rumba existan significativas diferencias.

Otro aspecto insoslayable es el cambio de concepto rítmico que se maneja en el tema doce, que da título al disco. Este número “soneado” se coloca como clímax del CD por el novedoso tratamiento que hace de la rítmica. Baños –director y compositor– trabaja su interés musical a partir de la alternancia de dos estructuras distintas. Se trata de la ejecución de dos motivos rítmicos, en compás de 4×4, que marcan la clave cubana, y dos motivos rítmicos de seis tiempos en compás de 6×4, que irregularizan dicha clave. Con maestría René Baños extiende esta irregularidad al fraseo de las restantes voces logrando una flexibilidad propia de la música contemporánea. Criterio que se hace evidente también a nivel de obra original, cuando alterna la estructura descrita (en compases de 4×4 y 6×4), que se corresponde con la parte expositiva del texto, con partes intermedias (de desarrollo) en las que se regulariza la clave, y deja para la función conclusiva un cambio agógico (rápido-lento-rápido), que coincide con una coda temática.

Podría en otros casos hablarse de lirismo melódico (“Qué soledad”), o simplicidad musical oportunamente colocada en la dramaturgia funcional del disco (“Pirim pimpín”), tratamiento contemporaneizado de temas clásicos como “El cuarto de Tula”, o simplemente, brindar otras posibilidades de lectura que posee todo aquel disco que sea de este tiempo.

* Tomado de Revista Clave, Año 3, no. 1, 2001, p. 64.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s