La imagen de Benigno Echemendía

Por María del Rosario Hernández

En el año 2014, como parte de la búsqueda para la edición de un texto, necesité seleccionar obras importantes de la música popular cubana, en las que se pusieran de manifiesto las relaciones música-cocina. Una de las principales fue Camina y prende el fogón.

Este son ha recorrido el mundo, interpretado por las más disímiles agrupaciones. Sin embargo, tal cual ocurre con muchos de los géneros de la música popular, no se reconoce en su justa valía al compositor y quedan en la memoria los intérpretes y sus creaciones. Entonces, comencé a buscar información sobre Benigno Echemendía, acerca de quien solamente encontraba versiones grabadas de la obra en cuestión y carecía de datos sobre su vida y obra. En este rastreo, y pensando que era un músico que ya no se encontraba en Cuba, pude entrar en contacto con Miguel, hijo de Miguelito Cuní, a quien agradezco haber conocido a don Benigno Echemendía en una modesta casa del municipio Arroyo Naranjo, con 81 años, donde me permitió una visita y el encuentro resultó maravilloso.

Allí pude dialogar con un hombre alegre, muy dinámico y conversador; con muchas letras y melodías guardadas, esperando por arreglistas e intérpretes para ver crecer su catálogo autoral en el que se destacan Contrólate, Cotorrón, Llegaron las viandas y Me quedo solito. Benigno nació el 13 de febrero de 1933 y entre sus obras más notables se encuentra Camina y prende el fogón, compuesta en 1952 y dedicada a su esposa, ya fallecida, la Sra. Jacinta Marín. La Plaza del Vapor, actualmente Parque del Curita fue el lugar que vio nacer la obra de este, siempre humilde hombre de la música. La pieza fue estrenada por Félix Chapottín y el primer arreglo lo realizó el afamado Lilí Martínez. Comenta Benigno que ha sido objeto de más de 52 grabaciones en el exterior de nuestro país.

Han interpretado con mucho éxito sus obras, entre otros: el Conjunto Chapottín, Miguelito Cuní, Adalberto Álvarez y su son, el Grupo Raisón, el Conjunto de Arsenio Rodríguez, la Sonora Ponceña, Adriano Rodríguez, Edesio Alejandro y, más recientemente, la orquesta Faílde.

El disco CoraSon de son, de Edesio Alejandro (EGREM) presenta una interesante versión de Camina y prende el fogón en la voz de Adriano Rodríguez. Este número, además, se encuentra en el álbum Yo sí como candela (EGREM) como homenaje a tres figuras fundamentales de la música popular cubana: Arsenio Rodríguez, Félix Chapottín y Lilí Martínez, pilares de la sonoridad característica del conjunto cubano que marcó los años cuarenta y cincuenta, a la que, sin dudas, también contribuyó con sus creaciones Benigno Echemendía.

La imagen fotográfica del autor que aquí presento no es profesional y fue tomada ese día del año 2014, en que conocí al autor de Camina y prende el fogón. Sirva solamente para que se conozca la imagen de este pequeño gran hombre.

Benigno Echemendía
Benigno Echemendía / Foto cortesía de la autora

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s