Páginas Danzoneras…»Fefita» en sus 95

Por Ada Oviedo Taylor. Historiadora del Arte

El apellido Urfé es símbolo de cubanía, consagración y fidelidad a nuestras más legítimas raíces músico-danzarias, especialmente el danzón: José Esteban, Doctor en Pedagogía, pianista, clarinetista y director de orquesta; Odilio, quien desarrolló una relevante obra creadora desde la investigación musicológica, la preservación y difusión de la música tradicional cubana, además de la labor activa como instrumentista desde sus excelentes interpretaciones al piano; Orestes, admirado y respetado como uno de los más grandes contrabajistas de la música cubana y profesor, su labor es recordada en prestigiosas agrupaciones sinfónicas de Cuba y los Estados Unidos, a lo que se suma la formación de nuevas generaciones de contrabajistas desde las aulas de la Escuela Nacional de Arte;  José Urfé González, el padre de todos, el Maestro, quien desde su Madruga natal ejerció una intensa actividad pedagógica, ha legado a Cuba y al mundo una obra de alto profesionalismo como clarinetista, destacado en los dúos que para este instrumento dejara plasmados en sus más de 200 danzones.

Y precisamente uno de sus danzones más populares, el ya clásico Fefita, se encuentra entre los de mayor presencia en el repertorio de todas las orquestas danzoneras.

La joven maestra normalista matancera María Josefa González, jamás pudo imaginar que la estancia en Madruga para mejorar la salud de su madre en las aguas medicinales de esta localidad, su carácter afable, y las relaciones amistosas con los pobladores, la inmortalizarían en un danzón que ya arriba a 95 años.

Se dice que su estreno fue el 24 de febrero de 1925 en el Centro Familiar (sociedad de negros de Madruga). Sin embargo, otras fuentes afirman que se bailó por primera vez en La Sociedad La Bella Unión, de Güines.

También se asegura que esta obra, identificada como Danzón no.2, Urfé la había enviado a un concurso convocado por el diario La Prensa y que luego, ante el reclamo de los madrugueros, la dedicó a la joven Fefita.

Como curiosidad, un dato que la une a otro personaje inmortalizado por una pieza musical, en este caso en un afamado tema sonero: Fefita y su mamá se hospedaron en casa de Rubén Armenteros, el “Congo de Catalina”, cuyas butifarras fueron reconocidas en el clásico  Échale salsita de Ignacio Piñeiro.

En la antología del danzón Fefita ocupa sin dudas un lugar significativo, y para su creador, José Urfé, ser reconocido como uno de los más emblemáticos danzoneros de todos los tiempos.

Danzón Fefita
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s