CD-DVD: Stand by, Sello Colibrí *

Por Ana V. Casanova. Musicóloga

* Tomado de las Notas discográficas del CD-DVD.

Muchas son las primicias ofrecidas por Producciones Colibrí en este proyecto. Quizás su principal exclusividad es que asienta el primer registro de lo que ha sido, desde hace ya casi dos décadas, un habitual acontecimiento en las salas de concierto de La Habana: el dúo de música de cámara integrado por la pianista María del Henar Navarro y el saxofonista, clarinetista y flautista Javier Zalba. El CD-DVD Stand by nos ofrece la grabación y filmación en vivo de una de esas presentaciones, el recital efectuado el 9 de junio de 2007 en la Basílica Menor del Convento San Francisco de Asís.

Reconocidos por sus trayectorias en las más variadas esferas de la práctica de la música en el país; ambos solistas se destacan tanto por sus desempeños en diversas formaciones de cámara, como por la interpretación de un extraordinario repertorio, que está en concordancia con la heterogeneidad de los medios sonoros que puede llegar a comprender este particular dúo.

Una exuberancia tal sólo es posible por la correspondencia apropiada entre sus habilidades como instrumentistas y el conocimiento cabal del trabajo de cámara. Esa relación les posibilita la ejecución exitosa de creaciones para dúo de piano y cualquiera de los instrumentos de las familias de los saxofones y clarinetes, o la flauta, de los que Zalba es un extraordinario intérprete. A esto se suma que solo una experta y habilidosa pianista, como es el caso de María del Henar, puede amoldarse e interactuar consecuentemente con tan diversas calidades de sonidos, entre una y otra obra en el transcurso de un concierto, y a veces en una misma composición. Y este comportamiento singular, que constituye una constante de todas las presentaciones públicas del dúo, aparece registrado, por primera vez, en el presente proyecto.

La oferta de música e imagen de Stand by permite disfrutar toda la dimensión de un trabajo artístico de excelencia y la versatilidad en la interpretación de complejas obras contemporáneas. Concebidas durante los últimos veinticinco años del pasado siglo, y los primeros del presente, las piezas seleccionadas ilustran el enriquecimiento paulatino de un repertorio original cubano para dúos de piano e instrumentos como el saxofón, el clarinete, o la flauta; y para clarinete a solo.

No es casual que estas grabaciones reúnan la labor de intérpretes y autores pertenecientes todos a una misma generación de músicos habaneros; ni que varios de esos creadores, sean a su vez, excepcionales ejecutantes de algunos de los instrumentos para los cuales componen. Similares inquietudes artísticas llevaron a esa particular generación a concebir y ejecutar una música renovada, que satisficiera tanto sus expectativas y necesidades estéticas, como las de sus auditorios coetáneos.

La búsqueda y explotación de modernos y atrayentes lenguajes, donde se fusionaban los diferentes conceptos expresivos de la música de concierto y la música popular, fue el camino elegido. Esos nuevos códigos se emplearon incluso en grandes formas de la música de concierto como la sonata, las variaciones y la suite, como se podrá escuchar en esta oferta.

La característica común a todas las piezas de este disco, es el uso constante de las maneras y formas de hacer propios de dos principales fuentes; una, de raigambre esencialmente cubana, relacionada con los más variados géneros de nuestra música; y otra, vinculada a lo eminentemente jazzístico. En ese último sentido se subraya el uso de modalismos, la repetición de acordes o progresiones armónicas, el fuerte carácter improvisatorio, las síncopas constantes; y, sobre todo, el empleo de modos de dicción y articulación como acentuaciones, vibratos, glissandos, y portamentos. La inserción de esas técnicas en una misma obra, junto a los rigurosos requerimientos de la música de concierto, constituyó un notable aporte a la creación musical cubana contemporánea.

El necesario dominio de todos los recursos de la práctica de la música en esas dos amplias esferas, es un requisito indispensable para la adecuada interpretación de las composiciones grabadas en Stand by. Ese rasgo se evidencia desde el inicio mismo del disco, con dos de sus paradigmas: Sonata para clarinete o saxo soprano y piano(1988) del pianista y compositor Andrés Alén (1950), interpretada en su versión para saxo, donde además asoma la influencia de géneros latinoamericanos como el joropo venezolano, el vals peruano, y la zamba argentina; seguida de Miradas furtivas, para saxo alto y piano (1992), del también pianista y compositor José María Vitier (1954).

Contradanza para clarinete y piano, pieza integrante de la suite Aires Tropicales(1985) del clarinetista, saxofonista y compositor Paquito D’Rivera (1948), continúa la oferta con una visión contemporánea de un género cubano tradicional, trabajado con modernos enunciados melódicos y armónicos dentro de sus características rítmicas y formales usuales. La interpretación del clarinete en esta obra muestra su arraigo en las más tradicionales maneras de ejecución del instrumento dentro de las orquestas cubanas típicas o de viento. Especial destaque merece el doble papel de autor e intérprete de Javier Zalba en su Monólogo(1976) –única creación para clarinete solo del disco– donde se subrayan recursos técnicos y expresivos muy virtuosos, inmersos en la esencia de los más variados rasgos de la música de concierto contemporánea.

Concluye el proyecto con el debut discográfico de dos obras dedicadas a Javier Zalba, por el compositor y director de orquesta Jorge López Marín (1949): Variaciones Stand by para flauta y piano (2006), estrenada en ocasión de este concierto; y un cierre de lujo, la Suite Cecimar (2001) para saxos soprano y alto, clarinete, flauta, y piano; integrada por las piezas Show, Al Son Rock, Swing vals, y Tiempo de contradanza. Un rasgo inusual de esa suite, inspirado en las excepcionales habilidades de Zalba, es que cada parte ha sido creada, para los instrumentos de viento arriba mencionados, y piano, de manera respectiva. El resultado artístico logrado en la grabación y filmación en vivo de esta particular obra, constituye uno de los más significativos momentos de esta propuesta.

Gracias al sello Colibrí, Stand by documenta y patentiza uno de los tantos puntos culminantes del desempeño de dos destacados intérpretes de nuestro presente; haciéndolo imperecedero para la memoria histórica de la nación.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s