La Anécdota Musical … “Mañana le pongo la orquesta aquí…”

Por Gaspar Marrero. Investigador musical

Foto: Colección del autor

La emisora CMHK, de Cruces, localidad cercana a la sureña ciudad de Cienfuegos, presentaba en vivo, en un programa semanal, a la Orquesta Aragón. Organizada en 1939, la agrupación contaba ya, en 1953, con cierta fama en provincias cercanas. Incluso, ya había tocado bailes en La Habana.

La Orquesta Aragón cuando grabó sus primeros discos

Y esa popularidad provocó que, a veces, la orquesta no acudiera a tiempo para su programa. A Plinio Villanueva, hijo del propietario de la planta radial, sugirió grabar algunas placas, para cubrir las ya continuas ausencias de los músicos. La gestión dio sus frutos y en los estudios Sonovox, de la capital, la Aragón grabó doce obras musicales sin un solo error. Así lo recordaba el maestro Rafael Lay, al frente de la orquesta, en una entrevista radial, muchos años después:

“Cuando terminamos de grabar, el grabador nos felicitó. Eso motivó a Plinio y me dijo: ‘Mira, Lay, vamos a quedarnos nosotros en La Habana para ir mañana a la Panart y que oigan esos discos a ver qué pasa.’

“Cuando llegamos a la firma grabadora Panart, Plinio le plantea al dueño, el ingeniero Ramón Sabat, la posibilidad de hacer una versión comercial: ‘Chico, yo tengo el macho del chachachá que es la [Orquesta] América. Para hacerles una grabación a ustedes, que tocan lo mismo, me tienen que dar mil pesos de garantía para la primera tirada del disco. (…)

“Salí de la Panart disgustado, defraudado. Le dije a Plinio:

“-Chico, yo no sé pa’ qué te pones en esto.

“-Bueno, mira, vamos a llegarnos a Humara y Lastra.

“-¿Y qué es lo que hay allí?

“-¿Allí? La RCA Victor.

“-Chico, ¡¿tú estás loco?! Si a la Panart, que es cubana, tenemos que asegurarle mil pesos para la primera venta, ¿qué dirá la Victor, que es extranjera?

“-No hay peor gestión que la que no se hace.

“Y allá fuimos. Con tan buena suerte que aquel hombre de la Victor ve en nosotros a la orquesta que podía competir. Me dice él:

“-¿Cuándo ustedes pueden venir a grabar? -Entonces me quedo así, mirando, y digo:

“-Bueno, no sé… Yo lo que quisiera es saber cómo es esto.

“-Mira -me responde-, yo con doscientos pesos puedo hacerle frente a cuatro números. El asunto es que a ustedes no los conoce nadie.

“¿Y qué entiendo yo? Que la orquesta tenía que pagar doscientos pesos. Como ya estábamos acostumbrados a pagar porque nos oyeran… Tiro un cálculo y digo: ‘¿Doscientos pesos? Ah, bueno, llego a Cienfuegos, se lo planteo a la orquesta, damos un homenaje, ¡y los doscientos pesos los sacamos!’ Y el hombre aquel me dice:

“-Ven acá, ¿te parece poco?

“-No, no, no, es que… ¿usted sabe? Es que… doscientos pesos…

“-Mira, mira, escúchame: a ustedes no los conoce nadie. Sí, los conocerán allá en Cienfuegos y en Cruces. Pero, ¿tú sabes lo que es que la Victor les grabe y, encima, que nosotros les ayudemos con doscientos pesos?

“-¿Pero qué dice usted? ¿Que usted nos va a pagar doscientos pesos por grabar?

“-¡Sí, eso es lo que te estoy diciendo!

“Dígole yo:

“Mire, si es así, ¡mañana mismo la orquesta está aquí!

“Y nos pagaron a cincuenta pesos la grabación.”

Los registros de la RCA Victor consignan dos grabaciones efectuadas el 9 de junio de 1953, acopladas luego en el disco 23-6038 de la Serie Internacional: El agua de Clavelito y la composición de Rafael Lay Mambo inspiración. Aunque las etiquetas las clasifican como danzones, lo que se escucha es otra cosa: ¡es el antecedente del sonido Aragón!

Cuanto sucedería después, es historia conocida…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s