La Anécdota Musical…Pancho Tabaco se sacó la lotería

Por Gaspar Marrero. Investigador musical

Sacarse la lotería o coger el premio gordo eran frases muy comunes del habla popular en Cuba. Era la época de los sorteos semanales de la Lotería Nacional, los cuales, incluso, se trasmitían por radio -“se invita al público a comprobar la bola”- y muchas personas, sumidas en difíciles condiciones económicas, veían en ella la salida de tantas privaciones cotidianas. Así, cuando alguien lograba algún éxito personal, sea cual fuere, aquello se resumía de este modo:

-¿Supiste lo de Fulano? ¡Muchacho, se sacó la lotería!

Conocí a Agustín Ribot hace muchos años. Por entonces, iniciaba mis vínculos prácticamente familiares con Roberto Espí, cantante y director por décadas del Conjunto Casino, cuyas memorias él mismo me encargó escribir. Ribot era uno de los miembros del grupo durante su etapa de esplendor, entre 1945 y 1951. Cantaba, tocaba la guitarra y, sobre todo, tenía una muy fecunda inspiración y una singular gracia para componer guarachas, siempre -como era costumbre entonces- inspiradas en sucesos cotidianos y en personajes populares. A uno de ellos se refiere una de sus creaciones de mayor popularidad.

Tal y como me contó el músico, había un pianista nombrado Pancho Cárdenas, quien no tenía fama precisamente de ser un virtuoso del instrumento, ni mucho menos -“un pianista rompe teclas”, me dijo Ribot- cuyo vicio de fumar le valió el apodo de Pancho Tabaco.

Pancho tenía un gran amigo que trabajaba en un banco. Casi siempre andaban juntos. Este amigo era quien conseguía los tabacos para Pancho y éste, parece que en plano confidencial, no hacía otra cosa que quejarse de su destino, de la penuria en que vivía. En fin, no sabía qué iba a ser de su vida. Y su amigo le confortaba, tratando de hacerle ver que no todo era tan dramático y le aseguraba que él nunca lo dejaría solo…

Un buen día, se corrió la noticia entre los músicos: “¡Pancho se sacó la lotería!”

Su amigo bancario fue de los primeros en acudir a felicitarlo. Pero lo que encontró no era lo que esperaba. Pancho estaba sumido en un gran estado depresivo. Sorprendido, el hombre trató de alentar al agraciado.

-¡Sí, me gané la lotería! Pero cuando se me acabe el dinero volveré a ser el mismo pobre de siempre, viviendo una vida de miseria… -y otras frases que obligaron al amigo de Pancho a consolarlo y a explicarle que ahora su futuro sería diferente. Como siempre, le regaló unos tabacos y se marchó.

Cuando a la mañana siguiente, el hombre fue en busca de Pancho, le dieron la inesperada noticia:

-¡Ah, pero… ¿usted no lo sabe?! Pancho Tabaco compró ayer un pasaje en avión y se fue para los Estados Unidos…

Aquello inspiró a Ribot estos versos guaracheros:

Pancho Tabaco se sacó la lotería / y ahora no trata a Paco.

Según Ribot, él usó este nombre de Paco para la rima, pues su nombre verdadero era otro que, cuando conversamos, ya no recordaba. Y sigue la guaracha:

Paco tenía su saco / que Pancho se lo ponía / Pancho ahora tiene saco / y no se lo presta a Paco. / Todos le gritan Pancho Tabaco…

Fue un verdadero hit del Conjunto Casino en discos Panart de 1949, con las voces de Los Tres Grandes -como les llamaba el animador Germán Pinelli-: Faz, Espí y Ribot…

El Conjunto Casino en Guantánamo, cantan Faz, Espí y Ribot con su guitarra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s