Entreclaves…La belleza filosófica del sonido: Dafnis Prieto y su álbum Back to the Sunset

Por Janet Rodríguez Pino, musicóloga y percusionista

Ganador de los GRAMMY Awards (2019) como Mejor Álbum de Latin Jazz, y nominado a los Latin GRAMMY Awards (2018) y al Premio CUBADISCO (2019), el álbum Back to the Sunset es una obra maestra. Su artífice, el reconocido compositor y baterista cubano Dafnis Prieto[1] –quien reside en Estados Unidos– muestra el poderío sonoro de la Big Band y al mismo tiempo nos invita a la contemplación del sonido como elemento vital de la existencia.

Back to the Sunset es un fonograma[2] que emana de las experiencias culturales de su creador, devenido en un músico de los que pueden recibir el calificativo de genio, pues como compositor y baterista es una manifestación tangible de la versatilidad y del modo eficaz en que la complejidad arquitectónica de la música puede ser llevada a la ejecución del drumset con sus múltiples artilugios rítmico-tímbricos.

Dafnis Prieto Big Band / Foto tomada de la revista AMPM

Su estética se fundamenta en cuatro nociones metafísicas: intuición, instinto, impulso e imaginación[3]. Organizados durante años de estudio del arte compositivo, estos conceptos han conducido a Dafnis Prieto a la creación de sus álbumes: About the Monks (2005), Absolute Quintet (2006), Taking the Soul for a Walk (2008), Dafnis Prieto Sí o Sí Quartet Live at the Jazz Standard NYC (2009), Proverb Trio (2012), Triangles and Circles (2015), Back to the Sunset (2018) y Transparency (2020).[4]

El álbum que nos ocupa, Back to the Sunset, es una oda al latin jazz. Su escucha es inminente, tanto para percusionistas e instrumentistas en general, como para aquellos compositores interesados en referentes contemporáneos de orquestación. Así valora el compositor su trabajo con el formato Big Band en la entrevista titulada “Roots and Tributes”: Dafnis Prieto Speaks, publicada por el blog oficial de The Jazz Gallery:

“Realmente aprendí mucho acerca de las posibilidades que brindaba la instrumentación, especialmente en cuanto a las texturas y conducción de las voces. Tenía nuevas formas de manipular cómo surge una idea musical, haciéndola sonar lo más rica posible con todos los timbres de la orquesta. […]” [Traducción de la autora]

“I really learned a lot about the possibilities that the instrumentation provided, especially in terms of textures and voicings. I had new ways of manipulating how a musical idea comes out, making it sound as rich as possible with all the various timbres of the orchestra. […]” Kevin Laskey, Entrevista a Dafnis Prieto, 16 de mayo de 2017, en http://www.jazzspeaks.org.

La Dafnis Prieto Big Band congrega a importantes integrantes de la pléyade jazzística contemporánea, como los trompetistas norteamericanos Mike Rodríguez, Nathan Eklund y Josh Deutsch, y el trompetista ruso Alex Sipiagin; los saxofonistas estadounidenses Román Filiú (Cuba-Estados Unidos), Michael Thomas, Peter Apfelbaum, Joel Frahm y Chris Cheek; los trombonistas norteños Tim Albright, Alan Ferber, Jacob Garchik y Jeff Nelson; el pianista cubano-estadounidense Manuel Valera, el bajista puertorriqueño Ricky Rodríguez, y el percusionista venezolano Roberto Quintero. Además figuran como invitados especiales el trompetista norteamericano Brian Lynch y sus coterráneos los saxofonistas Henry Threadgill y Steve Coleman.

Conceptos como multiculturalidad e hibridación[5] definen al álbum. La fusión de músicas diversas es innegable; pero el propósito artístico del compositor supera las nimiedades del mercado actual. Si bien obtiene galardones halagüeños mediante escalas de valor gestadas por la crítica especializada y la mass media[6], el fonograma alcanza al mismo tiempo la sublimación estética.

El primer sencillo, titulado Una vez más, establece la línea estilística. En su célula entonativa inicial remite al archiconocido standard Manteca, de Dizzy Gillespie. De hecho, en muchos de sus temas el álbum se percibe como un homenaje a este afamado defensor del bebop. Dedicado al legendario Tito Puente, a Eddie Palmieri y a Brian Lynch, quien figura como solista, el tema Una vez más, eclosiona con una poderosa fusión, enriquecida por el songo y la timba que fungen como armazón para los solos; planteando una sonoridad clásica, sobresale la cuerda de los saxofones, precisamente uno de los timbres distintivos del formato jazz band.

Lista la urdimbre, los hilos comienzan a tejerse hasta conformar una trama multicultural, que borra las fronteras entre algunas músicas, sumamente globalizadas y convertidas en derrotero identitario de muchos pueblos. Ejemplo de ello es el track número dos, The Sooner the Better, dedicado a Egberto Gismonti y a Jerry González. Lleno de cosmopolitismos, el tema refleja la influencia de George Gershwin, buscando la sonoridad de inicios del siglo XX y aproximando la Big Band a la atmósfera tímbrica de la orquesta sinfónica que interpretara Porgy and Bess y Un americano en París.

El diálogo inaugural del contrabajo y las maderas, el protagonismo del flugel y la densa arquitectura del tema manifiestan una búsqueda filosófica de la belleza del sonido a través de la experimentación. Dafnis Prieto logra conciliar magistralmente el estilo norteamericano operático de Gershwin con entonaciones flamencas y mediterráneas en la línea de los saxofones y con la ritmática claramente abakuá, evocando las disímiles influencias étnicas que gestaron la cultura cubana.

Para completar este abigarrado tapiz, resuena el tema Out of the Bone, dedicado a Steve Coleman y a Michel Camilo. El concepto de esta pieza es a la vez jazzístico y académico contemporáneo, pues en la cadencia inicial posiciona al saxofón barítono como un solista concertante. Out of the Bone es, como diría el erudito cubano Alejo Carpentier, un viaje a la semilla, desde lo raigal a lo contemporáneo. Es un tema que responde a la estética del free jazz, cuya esencia se percibe en todo el álbum.

De armonías curiosas, unas veces nobles, otras lúgubres e impredecibles, estas son expandidas hacia trompetas, trombones y saxofones sobre una ritmática volátil que va desde un songo lento y pesante hasta un afrojazz en compases irregulares; todo ello buscando entretejer el sonido del África subsahariana con el de las ciudades portuarias mediterráneas, siempre rebosantes de comercios y mercaderes. De súbito, estas impresiones literarias son arrebatadas por las improvisaciones simultáneas de batería y trombón, que conducen el tema hacia una timba de las más impetuosas, sin perder aquellos efectos experimentales del free jazz y la música contemporánea.

En este punto de la escucha, cabe preguntarse: ¿qué ha inspirado al compositor? ¿Cómo se apropia de referentes culturales tan variopintos como las músicas cubanas populares bailables, las músicas tradicional-folklóricas afrocubanas, el latin jazz y su noción más salsera, según la escena neoyorkina de finales del siglo XX, el free jazz y la estética musical académica contemporánea, unido a aquellos ambientes mediterráneos que evocan sonoridades árabes, egipcias, turcas, magrebíes?

Históricamente, unas culturas han absorbido a otras. En efecto, muchos de aquellos afluentes etno-culturales se encuentran en un continuo proceso de globalización; pero el resultado transcultural de Back to the Sunset evidencia cómo Dafnis Prieto es capaz de observar procesos históricos relativos a músicas determinadas y apropiarse de ellas, para devolverlas en un producto discográfico cuya singularidad es la canalización de estas experiencias mediante un tratamiento filigranezco de la orquestación.

La pieza que resuelve filosóficamente aquella cuestión de los diálogos interculturales y aporta un ambiente espiritual de paz es precisamente Back to the Sunset (track número cuatro). Al parecer gestada desde la influencia compositiva de Johann Sebastian Bach, esta obra es un coral estático de instrumentos de viento madera y metal, diseñado sobre un bolero meditativo y sosegado. Por encima de su sólida orquestación, navega la libérrima improvisación del saxofón de Henry Threadgill, cual una de esas luces cálidas –de ocre, lapislázuli o ámbar– que componen armónicamente el ocaso.

Sin dudas, la contemplación del sonido es el axioma que sustenta el disco, mientras que una curaduría bien diseñada nos adentra armónicamente en un rejuego de “sones” y melodías raigales cubanas. Danzonish Potpourri, dedicado a Bebo Valdés, Art Blakey y Jane Bunnett, es un resultado de las exploraciones del ritmo como materia prima de la creación musical. Su perfil originario es el de un danzón que, aparentemente, presentará una estructura convencional.

Lo cierto es que no existe nada predecible en la música de Dafnis Prieto. El danzón se transforma en una sesión de latin jazz fusionada con un groove de free jazz, que evoca, inmediatamente, la estética del versátil contrabajista israelí Avishai Cohen. En un giro cinematográfico y tímbrico, el tema regresa a un nostálgico danzón en compás ternario, en el que sobresale la improvisación de la melódica interpretada por Peter Apfelbaum, que sugiere el estilo de los bandoneonistas rioplatenses, trayendo una especie de taciturna reverencia al gran compositor argentino Astor Piazzolla.

Dafnis Prieto / Foto Osmani Tellez (tomada de la página oficial del músico: Dafnison Music)

Cual salto geo-temporal, irrumpe el tema Song for Chico, un latin jazz de principio a fin, con todos los intersticios rítmicos del género. El single fusiona géneros típicos cubanos como el danzón y la charanga, injertados en la corteza de un clásico y esencialmente sonero latin jazz, que coquetea abiertamente con la timba. No en vano el tema es dedicado a Chico O’Farrill, Arturo O’Farrill y Mario Bauzá, fervientes exponentes de la música cubana en la escena neoyorkina e internacional.

En Song for Chico el sonido de la Big Band se expande hacia plurales capas rítmicas y armónicas, que desembocan en los dos efectos de campanas realizados por los instrumentos de viento en la conclusión del tema. Su epílogo deja la impresión de una música cinematográfica, grandilocuente, portadora de los códigos compositivos del maestro de las bandas sonoras hollywoodenses Jerry Goldsmith.

Insoslayable resulta el tópico del amor en todo álbum de jazz. En este sentido, Prelude Para Rosa es esencialmente una canción de amor construida sobre una especie de swing en compás asimétrico que se convierte en un añorante latin jazz. Dedicado a Bobby Carcassés y Dave Samuels, Prelude Para Rosa nos embarga nuevamente con la sonoridad mediterránea, esta vez rememora a Federico García Lorca, cuya melancolía poética se hace corpórea en la melodía de los saxofones y cuyos versátiles personajes hacen aparición en las improvisaciones de flauta piccolo y saxofón.

En el ocaso del álbum, el sencillo Two for One propone la simbiosis genérico-musical del songo y la timba que recuerda a la sonoridad de Los Van Van. Dedicado al baterista Buddy Rich –pionero en la técnica del instrumento y en el estilo swing–, a Chucho Valdés y a Hermeto Pascoal, el tema se inclina hacia la estética musical contemporánea desde una quasi libertad absoluta en las improvisaciones y la armonía.

El manejo de la orquestación en Two for One expande exponencialmente las estructuras melódicas hacia las distintas sesiones de viento de la Big Band, obteniendo una sonoridad sólida, de gran alcance espacial. Asimismo, como un gesto filosófico coherente resurge Bach en un fragmento fugado que desemboca en un swing a la manera de Miles Davis, apuntando hacia un sabio diálogo entre épocas y estilos.

El solo virtuoso de batería, el más explosivo y grandioso del disco, alista la escena para el último y más especial de los giros cinematográficos del álbum: The Triumphant Journey, dedicado a Dizzy Gillespie y Chano Pozo como reconocidos impulsores del jazz latino. Al generar la atmósfera fílmica de una caravana en un paraje desértico, The Triumphant Journey es un tema de afrojazz lleno de ilusiones rítmicas, pues cada capa instrumental queda organizada desde una noción polimétrica, sirviéndose del recurso de la hemiolia heredado –entre otras fuentes– de las músicas dieciochescas iberoamericanas.

Nuevamente Dafnis Prieto labora cual un perspicaz arquitecto de sonidos. El tema avanza hacia su cenit, triunfante, erigido sobre un chachachá audazmente sustituido por un puente instrumental sobre el estilo del tango. Pareciera resurgir Astor Piazolla, pero inesperadamente resuena una cita del tema A Night in Tunisia de Dizzy Gillespie, que devuelve la música al afrojazz primigenio.

Ha quedado listo el tejido sonoro, cuyo resultado muestra un obrar consciente sobre la orquestación y el contrapunto como recursos compositivos substanciales en función del sonido y la experiencia espiritual inherente a la música. Back to the Sunset es un mosaico etno-cultural amplísimo, un lienzo cosmopolita que asume y recrea entonaciones, ritmos, ambientes y nociones geo-culturales de diversas regiones del orbe.


NOTAS

[1] Visitar la página oficial de Dafnis Prieto para conocer acerca de su desempeño artístico y acceder a su discografía completa y literatura para percusión. Subir

[2] El álbum aparece disponible en las siguientes plataformas: https://www.amazon.com/Back-Sunset-Dafnis-Prieto-Band/dp/B079NVKXZ9 , https://spoti.fi/2q9oqLz . En el canal de Youtube de Dafnis Prieto es posible conocer acerca de la génesis del proyecto así como visualizar los clips oficiales de los temas Out of the Bone, Danzonish Potpourrí y un fragmento de The Triumphant Journey. Subir

[3] Dafnis Prieto, Un mundo de posibilidades rítmicas. Lecciones de batería y reflexiones sobre ritmos. Nueva York: Dafnison Music, 2016:4. Subir

[4] El disco más reciente de Dafnis Prieto, Transparency (2020), puede ser adquirido a través de las siguientes plataformas web: https://lnk.to/TransparencyAmazon , https://open.spotify.com/album/66ddMl9jBOyoSeM9WLQgjh?si=FlS8EKwfQMWGg0tsUuuGaQ. Subir

[5] Estos conceptos y el análisis musicológico derivado de ellos fueron inspirados en los presupuestos teóricos del Dr. Danilo Orozco, en su artículo Nexos globales desde la música cubana con rejuegos de Son y No Son. La Habana: Sello Ojalá (Silvio Rodríguez), s.f. Subir

[6] Entre los medios oficiales que cubrieron la salida y difusión del álbum Back to the Sunset se encuentran la reseña de Nate Chinen en WBGO (emisora radial líder a nivel mundial dedicada al jazz); el artículo de Troy Dostert en All About Jazz; la crítica de Larry Blumenfeld en The Wall Street Journal, publicada por la página oficial de Dafnis Prieto y la reseña de Frank Alkyer en el sitio web de la revista Down Beat. Subir


BIBLIOGRAFÍA

Alkyer, Frank. «www.downbeat.com» abril de 2018. http://www.downbeat.com/reviews/editorspicks/2018-04 (último acceso: 30 de enero de 2021).

Chinen, Nate. «https://www.wbgo.org» 24 de agosto de 2017. http://wbgo.org/post/drummer-and-composer-dafnis-prieto-extends-his-reach-big-band-debut#stream/0 (último acceso: 30 de enero de 2021).

Dafnis Prieto Big Band. Back to the Sunset. Producido por Dafnis Prieto y Eric Oberstein. Grabado y mezclado por Joe Marciano. Masterizado por Max Ross. Brooklyn, NY: 2018.

BIBLIOGRAPHY \l 3082 Dostert, Troy. «https://www.allaboutjazz.com» 7 de abril de 2018. https://www.allaboutjazz.com/back-to-the-sunset-dafnis-prieto-dafnison-music-review-by-troy-dostert.php?width=1280 (último acceso: 30 de enero de 2021).

BIBLIOGRAPHY \l 3082 https://www.dafnisonmusic.com (último acceso: 30 de enero de 2021).

BIBLIOGRAPHY \l 3082 https://dafnisonmusic.com/s/Back-to-the-Sunset-Review_-A-Cuban-Drummer-Realizes-His-Grandest-Dream-WSJ.pdf (último acceso: 30 de enero de 2021).

BIBLIOGRAPHY \l 3082 Laskey, Kevin. «http://www.jazzspeaks.org» (Entrevista a Dafnis Prieto) 16 de mayo de 2017. http://www.jazzspeaks.org/roots-and-tributes-dafnis-prieto-speaks/ (último acceso: 7 de febrero de 2021).

BIBLIOGRAPHY \l 3082 Orozco, Danilo. Nexos globales desde la música cubana con rejuegos de Son y No Son,  La Habana: Sello Ojalá (Silvio Rodríguez), s.f.

Prieto, Dafnis. Un mundo de posibilidades rítmicas. Lecciones de batería y reflexiones sobre ritmos. Nueva York: Dafnison Music, 2016.


Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s