La Anécdota Musical… Chepín y el platanal de Bartolo

Por Gaspar Marrero. Investigador musical

Gracias al excelente libro Chepín, la música de una ciudad, del historiador, investigador y promotor cultural Lorenzo Jardines Pérez, contamos con una exhaustiva biografía del violinista, compositor, arreglista y director de orquesta Electo Rosell, conocido como Chepín.

A propósito de aquel apodo que le inmortalizó junto a toda su creación, el propio músico explicó: “Chepín quiere decir eso, sencillamente. Chepín”.

Nació en Santiago de Cuba, tierra de son y de trova. En el citado libro, Jardines Pérez revela datos desconocidos acerca de la fecha exacta aquel acontecimiento. Dos fuentes aportan otras tantas fechas. Pero el Registro Civil de la ciudad consigna el nacimiento de Electo Rosell, legalmente, el 26 de noviembre de 1906.

Su vocación musical lo condujo por diversos caminos hasta hacerse profesional y organizar, en junio de 1932, la célebre Orquesta Chepín Chovén, conjuntamente con el pianista Bernardo Chovén. Al repertorio de la banda, Electo Rosell aportó piezas musicales que, con el tiempo, alcanzaron enorme popularidad. Uno de esos grandes éxitos de Chepín es el son montuno “El platanal de Bartolo”, grabado en Santiago por la Casa Valle (disco 107) con la voz solista del entonces desconocido Ibrahim Ferrer El Bivin.

Con los años, lo del platanal adquirió tanta fama, que en casi todas las fiestas de carnaval en las provincias cubanas se afirma que “lo del platanal de Bartolo se inventó aquí”. Lorenzo Jardines recogió testimonios al respecto en la zona de Ciego de Ávila y los reproduce en su biografía de Chepín:

El primer carnaval avileño donde desfilaron carrozas y comparsas se celebró en 1956. Se dice que las fiestas duraron mes y medio y, entre las agrupaciones musicales que actuaron entonces, estaba la Orquesta Chepín Chovén. Como detalle pintoresco, una de las calles de la ciudad fue engalanada artísticamente con hojas de plátano. Y un simpático muñeco invitaba al público:

-¡Pasen a bailar y a gozar al Platanal de Bartolo…!

Cuentan testigos de aquellos festejos carnavalescos del ’56 que un vecino del lugar, de nombre Abelardo Moya, enterado de la presencia en Ciego de Ávila de la Chepín Chovén, se da a la tarea de llevar a la banda al platanal. Muy cerca del lugar, encuentra a Chepín. Lo invita:

-Compadre, pero nada más que tengo noventa pesos para pagarle…

El querido músico no pone reparos, con tal de contribuir a la alegría del carnaval, y acepta.

Tal y como afirma Jardines Pérez, esa vivencia dio origen al son montuno titulado “El platanal”. Dice además que, antes de la grabación ya mencionada, se produjo otra en la emisora santiaguera CMKR, con canto por Roberto Nápoles e Isidro Correa.

Y tanta fue la fama de esa pieza musical, que muchos sitios de Cuba han multiplicado la iniciativa. El tristemente desaparecido musicógrafo cubano Lino Betancourt recordaba un bar en Guantánamo, nombrado El Platanal de Bartolo, adornado durante años con hojas de plátano. Por otro lado, la zona de San Luis, desde 1989, desarrollaba cada año un evento con ese mismo título, con todas las manifestaciones culturales tradicionales. Y en el mismo Santiago, un centro recreativo llevaba ese nombre.

En cuanto a recuerdos personales, tanto en Camagüey como en Sancti Spíritus me afirmaron, con toda seguridad:

-¿Lo del platanal de Bartolo? ¡Ah, eso se inventó aquí…!

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s