“Cada vez que puedo, vuelvo al guateque”. Entrevista a Virgilio Soto Ávila

Por Sayli Alba Álvarez. Investigadora y profesora

Sin dudas, Virgilio Soto Ávila, es una de las voces más lindas que tiene la música campesina en el país. Es suave y candente al mismo tiempo, melodiosa, triste y alegre, como él mismo. Creció en los guateques y aprendió a improvisar solo. Fue fundador del Conjunto Los Pinares y del programa radial Guateque en la Agricultura. Es la dulzura y la humildad al mismo tiempo. Tuvo la suerte de grabar seis tonadas de la mano de la Doctora María Teresa Linares, gran impulsora de nuestra música campesina.

A toda persona que le he preguntado algo sobre el programa de radio, el conjunto o sobre la música campesina, ha mencionado a Virgilio con grandes elogios para él. Recuerdo con especial cariño una actividad que hicimos en la Casa Canaria de Cabaiguán con artistas del programa televisivo Palmas y Cañas. Invitamos a Virgilio, pero se disculpó y dijo que no iba, porque tenía luto, había muerto Esteban Pino y no quería salir de casa. Entonces Luís Paz (Papillo) fue a buscarlo directamente y logró llevarlo a la actividad. Ese día Virgilio cantó tonadas menores con mucha fuerza y mucha dulzura, y en una de esas se puso de pie Antonio Iznaga (el Jilguerito) y lo acompañó con otra tonada menor. He ido a casa de Virgilio muchas veces, a conversar con él, a que me cuente cómo fueron aquellos primeros años. He recogido su obra y cuidadosamente la he transcrito. A continuación se ofrecen algunos de los momentos más significativos de la entrevista que tuvo lugar el 18 de julio de 2020.

De Izquierda a derecha: Jorge Félix López Rojas, Virgilio Soto y Nicomedes García. Imagen tomada del perfil de Facebook de la autora.

Nací en 1934 en una finquita que pertenecía a Taguasco, después mis padres se mudaron para el Hogar, por donde está la escuela Armando La Rosa y de ahí para Sancti Spíritus.

Yo tenía un tío que le gustaba tocar mucho el tres, yo me encantaba viéndolo tocar, pero todavía era un niño chiquito. Ese tío me llegó adentro. Después tuve la oportunidad de crecer en un barrio de parrandas y mi padre también era parrandero. Se tocaban sones con los trecitos, sino había bongó, se viraba un cubo boca abajo. Yo tenía cinco hermanas hembras y tres varones y siempre estábamos de parranda. A improvisar aprendí solo, de lo que oía, fui un seguidor de la radio. Oyendo las tonadas me las fui aprendiendo. Las tonadas son muy bonitas. Yo iba mucho a Sancti Spíritus con mi mamá y desde que llegaba, rápido encendía la radio, sin imaginar que un día yo también estaría ahí.

En mi familia había tradición de cantadores, pero no de poetas repentistas. Se usaba mucho que un familiar le mandaba a otro una décima escrita y el otro le contestaba, pero era escrito.

Yo viví en el campo, en una finca llamada Santa Susana, que era el eje de las parrandas y me uní a un grupo que hacía sones y me gustaba la décima. Lo que hacíamos eran números musicales, tocábamos y la gente bailaba. Al triunfo de la Revolución yo quería mudarme para una granja, ser granjero, pero tenía que casarme y me casé y me fui a vivir para la granja Beremundo Paz, en los Tramojos.

Ahí los hermanos Julio, Orlando y Eugenito que era chiquito, tenían un grupito musical y me incorporaron. Ese grupito era para ir a actividades de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), por acá había otro grupo que dirigía Jesús Pérez Pérez y yo iba también y me ganaba un dinerito. En ese grupito estaban también los poetas Jesús Pérez Sosa y Luís Martín. Esa es la raíz del grupo campesino del guateque.

De Los Tramojos me mudé para Jíquima y ahí quedé miembro del Comité Ejecutivo, pasé la Escuela del Partido y ahí también cantaba. En la dirección regional del Partido se reunieron para hacer la zafra del 68 y hacer un programa de radio que le cantara a la zafra. Entonces a través de Carlos Expósito me dieron la tarea de organizar el grupito y llevarlo para la radio. Hablé con Jesús Pérez Pérez, que era tabaquero, nos conocíamos y habíamos hecho grabaciones para la W y también para Mural Campesino, que era un programa que existió antes de Guateque en la Agricultura.

Jesús Pérez Pérez era guitarrista, los poetas éramos Jesús Pérez Sosa, Luís Martín y yo. En la otra guitarra estaba Teofilito y en el laúd Roberto López. Ya para esa época Teofilito estaba muy viejito y Arsenio Madrigal lo ayudaba. Al inicio lo único que se hacía era punto cubano y todo improvisado. Después nos fueron enseñando poco a poco. Delio Luna fue el primer locutor que tuvo el programa campesino. Como el programa era financiado por la zafra azucarera, cuando se acabó la zafra, se acabó el programa.

Como yo era miembro del Partido, les dije la aceptación que había tenido en el público y entonces lo dejaron. Es así como surgió el programa que hoy tenemos: Guateque en la Agricultura. Ese tiempo que duró la zafra y estuve haciendo el Programa en los CDR no me pagaron el salario. Entonces comencé a trabajar en una fábrica de camas, por el día y por la noche arrancaba el guateque. En ese primer año del Guateque dedicado a la zafra, le cantábamos a los macheteros, en Natividad, Tuinucú, en todos los lugares donde hubiera macheteros. Después el programa se hacía en vivo, en la emisora había un estudio con más de 60 asientos y había mucho público, todo el que quería entraba.

Virgilio Soto. Imagen tomada del periódico Escambray.

Jesús Pérez Pérez fue probando la gente e incrementando el grupo, poco a poco fueron llegando los que harían historia y se quedarían por décadas. Así llegó Paquito Díaz, un gran cantante, venía de las caleras, fue Marcelo Lamas quien lo propuso, antes de Paquito ya estaban Pedro Pino en el tres, José Vera en las tumbadoras, Marcelo Lamas entró por Roberto López, como laudista, Eugenio Toledo era un niño cuando entró, vino directo del Servicio Militar, Esteban Pino entró como en los 70 y así se fue conformando el que sería el Conjunto Los Pinares.

El primer día que se transmitió el Guateque fue el 6 de enero de 1968, estaba previsto para el día 3, pero hubo un fallo y empezó el día 6. Al Comandante Faustino le gustaba el programa campesino y nos admiraba porque éramos aficionados, con otros puestos de trabajo y hacíamos el Programa Campesino. Un día nos trajo para Cabaiguán y dijo que había que tomar una decisión, porque vino una Resolución que decía que los trabajadores que éramos de empresas no podíamos estar prestando servicio en otros lugares. Nos dieron una plantilla con trece plazas, entre poetas y músicos.

Después de eso nos evaluaron en el Museo de Arte Colonial, en la parte musical vino Ramón Veloz y para los poetas Adolfo Alfonso. Ahí cada uno tuvo su evaluación. La otra evaluación sería en el año 1980.

Además de la radio hicimos muchas actividades como eventos campesinos, fuimos muchas veces a las Jornadas Cucalambeanas, también a Pinar del Río al Festival de la ANAP. Estuvimos en Palmas y Cañas y en un programa que salía por Tele Rebelde que se llamaba Meridiano Campesino e intercambiamos con muchas personalidades. Trabajamos con Celina Gonzáles, en el Cornito me invitaron a hacerle un homenaje y preparé una décima como si ella no fuera a estar y cuando subo a cantar, estaba frente a mí. Tuve que improvisar. Celina González estuvo varias veces en Sancti Spíritus en brigadas que se hacían. También compartimos con Carmelina Barberis.

En el Cornito Jesús Pérez Sosa y yo grabamos un disco con Angelito Valiente, después grabé otro donde estaban Elena Burque y Los Compadres. Con Adolfo Alfonso canté mucho, si Justo no iba a alguna actividad y yo iba, Adolfo decía, no me busquen pareja, yo canto con Virgilio.

Yo también grabé con María Teresa Linares, una grabación de lujo. En esa grabación iba a participar también Jesús Pérez Sosa, pero el día que se escogió la grabación María me pregunta que, si yo solo podía, porque Jesús no pudo ir y le dije que sí, entonces escogieron la Biblioteca Pública. Ella venía con un grabador y resulta que cuando comenzamos a grabar en la parte de debajo de la Biblioteca había un taller que tenían un motorcito y el grabador fue allá y habló y apagaron aquello y se pudo empezar la grabación. Teníamos de acompañante a Jesús Pérez Pérez en la guitarra y Pedro Pino con el tres y no me acuerdo en el laúd. Ella me dice que no le interesa el texto, la décima, que lo que le interesaba era la tonada. Se comenzó a grabar e hice tres tonadas menores y tres mayores. Cuando estuvo ella me envió uno.

A Islas Canarias fui con un grupito que se llamaba Los Isleños, nos invitaron de allá. A mí me incluyeron porque el director canario vino aquí a Cabaiguán y tenía referencias de que en el grupo no había poetas. Entonces me invitan a una actividad donde iba a estar él y me incluyen. Fuimos directamente a Lanzarote que es una isla que está casi en África.

Tomás Brito, Raúl Herrera y Tomasita Quiala, estaban en Tenerife, pero estando yo allá hablan para que yo me les uniera. Entonces me trasladé a Tenerife. Ellos habían ido a una actividad donde yo estaba y entonces me fui con ellos. Ahí estaba también Alexis Díaz Pimienta, el director del Festival tenía empeño en hacer una pareja de improvisación con Alexis Díaz y Tomasita, pero le daba pena con Raúl y Raúl les dijo, no se preocupe, mi pareja de improvisación está aquí mismo. Esa misma noche me fui con ellos. En ese Festival en Islas Canarias también estaba el Indio Naborí, con quien siempre me relacioné, coincidí mucho con él en las Cucalambeanas. Me admiraba por mi voz. Una vez fuimos a una grabación en el ISA, Guillermito González y yo y el Indio nos mandó a buscar con la muchacha que lo guiaba y me dijo: Virgilio, que dulzura, la voz no te cambia. Tienes la misma voz de cuando eras un joven.

El programa Guateque en la Agricultura ha sido nuestro. Hubo que trabajar mucho y duro para sacarlo adelante. Pasamos momentos muy buenos y como es lógico, también amargos. Ahora me cuesta mucho trabajo ir. Tienen que llevarme mis hijos y en un transporte seguro, pero cada vez que puedo, vuelvo al guateque.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s