De la guitarra y sus cultores en Cuba: Jesús Ortega, un músico holístico (parte II)*

Por MSc. Janet Rodríguez Pino. Musicóloga y percusionista

*Artículo elaborado a partir de: Jesús Ortega, entrevista de Janet Rodríguez Pino (1ro de octubre de 2020); y Jesús Ortega, entrevista de Janet Rodríguez Pino (23 de diciembre de 2016).

Un maestro –del latín Magister– se forja en la experiencia de la enseñanza. El guitarrista cubano Jesús Ortega ostenta esta virtud, pues ha dedicado la mayor parte de su vida a la pedagogía musical.

Concluida su formación académica en las carreras de guitarra y violonchelo, Ortega colaboró durante la década de 1960 con el Consejo Nacional de Cultura, en cuya Dirección de Música trabajó junto a María Antonieta Henríquez, Odilio Urfé, Giraldo Piloto (padre) y José Ardévol. En esta entidad, Jesús Ortega devino gestor de diversas actividades culturales, labores que luego combinaría con su inserción en el profesorado del rebautizado Conservatorio “Amadeo Roldán” y de la efímera Escuela de Música Moderna. Así relata él, su trayectoria como educador en el sector artístico-musical:

Alrededor de 1965, mi maestro Isaac Nicola –que se desempeñaba como director del Conservatorio Municipal de Música–, me pidió trabajar como profesor de Práctica de Conjunto y Música de Cámara. Después cambié de cátedra porque Nicola pasó a dirigir la sección de Música de la Escuela Nacional de Arte, y a mí me correspondió permanecer en el Conservatorio impartiendo las clases de guitarra. Luego, en 1967, me pidieron que organizara y dirigiera la Escuela de Música Moderna, interesante trabajo que realicé durante dos años. Me llamaron nuevamente para dirigir el Conservatorio, y ejercí por un tiempo esa labor hasta que decidí regresar al mundo de la interpretación, sin alejarme por completo de la enseñanza.

Los aportes de Jesús Ortega al magisterio han sido múltiples e incansables. Esta valoración se hace tangible en su dedicación al Instituto Superior de Arte (hoy Universidad de las Artes), y en cuyos predios fungió durante varias décadas como docente y Jefe de Cátedra de Guitarra. El maestro valora distintas experiencias relacionadas con la enseñanza en el ISA:

Alrededor de 1980, nuevamente mi maestro Isaac Nicola, que había asumido la Cátedra de Guitarra del ISA, me llamó para fungir como profesor junto a él. En muy poco tiempo, Nicola decidió abandonar su puesto y lo reemplacé como Jefe del Departamento de Guitarra hasta que, en 2016, solicité ser sustituido por el guitarrista y profesor Esteban Campuzano.

Mi concepto como docente de guitarra ha sido ampliar los perfiles de los instrumentistas. Además de formarlos prioritariamente como concertistas, me enfocaba en educarlos como maestros e intérpretes acompañantes en orquestas de música popular. Hay otro aspecto que considero esencial: la especialización de los estudiantes. Si su interés es desempeñarse como intérprete de la guitarra eléctrica en el ámbito del jazz, conduzco su formación técnica por ese camino artístico. En cambio, si su visión es interpretar sonatas y otros géneros clásicos para desarrollarse como concertista; o si le motiva la interpretación de música popular, lo guío hacia ese objetivo musical. Si, por otra parte, un estudiante no muestra el talento o interés para convertirse en solista, pero demuestra un alto conocimiento y entusiasmo por la enseñanza, considero necesario encaminarlo en esa dirección. La especialización de los estudiantes desde su etapa formativa universitaria enriquecería, a mi juicio, el mundo de la guitarra y el de la música en general.

Jesús Ortega ha articulado su encomiable labor como docente con un amplísimo despliegue hacia otras esferas artístico-musicales. Si bien habla de ello con humildad, una de las aristas en las que más se ha destacado es la composición, sobre todo, de bandas sonoras cinematográficas:

La inquietud por la composición musical me invadió tempranamente. Mis primeras piezas para guitarra datan del año 1957, cuando escribí una pequeña danza, un recitativo y una fuga. Realmente, no me considero un compositor. Es curioso pero siendo guitarrista, he escrito más música para otros instrumentos o espacios, como el cine. Colaboré como compositor y musicalizador en el Noticiero ICAIC, dirigido por Santiago Álvarez. También escribí música para el género documental, por ejemplo, en sinergia con Manuel Octavio Gómez; y trabajé la música incidental de la película Pelea cubana contra los demonios, de Tomás Gutiérrez Alea (Titón). Además, compuse música para varios dibujos animados realizados por Tulio Raggi.

La mayor parte de mi producción musical ha sido destinada a los medios electroacústicos. Me interesé junto a Juan Blanco por la música electroacústica, y escribí una veintena de obras. Una de ellas, Prólogo, inspirada en los Versos Libres de José Martí.  También creé una serietitulada Picassianas: la primera, para guitarrista con banda magnetofónica, proyección de diapositivas y luces estroboscópicas; la segunda, para banda magnética sola, al igual que la tercera, una pieza de dos movimientos dedicada a Juan Blanco; y la cuarta Picassiana –que específicamente he retirado del catálogo–, para banda magnetofónica y orquesta de cámara.

He escrito música para el Ballet Nacional de Cuba, por encargo de Fernando y Alicia Alonso. Compuse los ballets: Crónica nupcial, basado en contradanzas de Manuel Saumell, con la coreografía de Ramiro Guerra; Caminos, para dos guitarras; Gallo, para cuatro guitarras, con coreografía de Alberto Méndez y Estirpe Cubana, para el mismo formato. De igual manera, algunas de mis obras electroacústicas han sido coreografiadas y presentadas por diferentes cultivadores de la danza moderna. En general, siempre he concebido la composición como una disciplina paralela, pues soy fundamentalmente un intérprete y profesor.

La experiencia de Jesús Ortega en el universo compositivo electroacústico, cinematográfico y danzario, influyó de forma significativa en su desempeño como intérprete y, sobre todo, en la calidad de sus clases en los niveles medio y superior de música. A estas cualidades, se suma su labor como gestor cultural, marcada por la pasión y entrega a la guitarra. Destaca, en ese sentido, como guionista y conductor de programas dedicados al instrumento, así como editor de literatura para el estudio y la interpretación de la guitarra en la mayoría de los estilos histórico-musicales:

Durante más de siete años estuve vinculado al ámbito radial y televisivo en La Habana. En la emisora Radio Progreso colaboré con el programa De noche, la guitarra. En esta emisión se presentaba todo tipo de música para cuerdas pulsadas: guitarra e instrumentos afines como el laúd y el tres, así como guitarra popular, flamenca y de concierto. Un programa con excelentes resultados, muy bien recibido por el público.

Posteriormente, en el Canal 6 de la Televisión Cubana, existía un espacio didáctico dedicado a la guitarra, dirigido por Vicente González Rubiera. Cuando el maestro no pudo continuar, me solicitaron que asumiera la emisión y sugerí transformar el programa en un espacio de divulgación guitarrística. La propuesta fue aceptada y comencé a trabajar con el excelente director de televisión Oscar García, que conformó constituyó un magnífico equipo integrado por camarógrafos, técnicos de audio y luces, escenógrafos y la maravillosa locutora Argelia Pera. Para ese espacio, yo realizaba algunas presentaciones y escribía notas culturales en relación con la guitarra, que eran leídas por la locutora. En él, se presentaron prestigiosos músicos internacionales como Paco de Lucía, Manolo San Lúcar, John Williams, Costas Cotsiolis, entre otros. De Cuba, participaron casi todos los guitarristas: desde Leo Brouwer hasta estudiantes de nivel avanzado. Esta emisión se mantuvo por cinco años y fue extraordinariamente bien acogida con un rating muy alto en su época.

En cuanto a las publicaciones musicales, comencé editando en la Biblioteca Nacional José Martí el libro Música para guitarra de autores cubanos, que contiene obras de Argeliers León, Natalio Galán, Leo Brouwer y algunas piezas de mi autoría. A este proyecto le sucedió la publicación de un tomo con transcripciones de tablaturas para guitarra provenientes del siglo XIX.

Después, en la UNEAC publicamos Seis autores cubanos. Diez obras para guitarra, con música de José Ardévol, Harold Gramatges, Edgardo Martín, Carlos Fariñas, Héctor Angulo y Leo Brouwer. Posteriormente, se creó la Editora Musical de Cuba, y su primer director, el compositor Nilo Rodríguez, solicitó mi colaboración. Publicamos más de 300 títulos para guitarra, de autores cubanos, latinoamericanos y europeos renacentistas, barrocos, clásicos, románticos y contemporáneos. Como dato curioso, publicamos varias obras para guitarra del autor ruso de origen esquimal Piotr Panik. Entre los compositores más publicados en la colección se encontraban Leo Brouwer y Fernando Sor. Asimismo, se imprimieron diez canciones para voz y guitarra, de Sindo Garay; y otras músicas como fruto de mis investigaciones y transcripciones de las tablaturas del Renacimiento al Barroco español, italiano, alemán y francés. Con toda seguridad, he sido el editor que más música ha publicado hasta ahora en Cuba.

Sin dudas, la gestión del patrimonio musical cubano –en este caso, guitarrístico– ejercida por Jesús Ortega, ha contribuido al engrosamiento del repertorio del instrumento. El desempeño de Ortega como intérprete, profesor, compositor y gestor ha traído aparejado un impacto social relevante para las siguientes generaciones de guitarristas cubanos y de otras latitudes. Aún restan dos importantes aristas de su labor musical: la dirección de orquesta y la gestión del Festival Internacional de Guitarra de La Habana. Sobre estos temas, continuaremos dialogando en la próxima entrega de esta entrevista.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s