El ISA, “45 Aniversario”…Teresita Junco, inolvidable maestra

Por Ms. Danae Ulacia. Profesora auxiliar del Departamento de Piano de la Facultad de Música del ISA.

Fotos: Cortesía de la autora

En ocasión de los festejos por el 45 Aniversario de la creación del Instituto Superior de Arte, es imposible no recordar a Teresita Junco, quien fuera destacadísima maestra, fundadora de la institución, y con posterioridad profesora titular y Jefa del Departamento de Piano. Su desarrollo profesional la llevó a titularse Doctora en Ciencias sobre Arte, y fue constante su accionar como miembro de la Comisión de Carreras e integrante del Consejo Científico de la facultad. Durante varios años, de igual modo, fue profesora de Piano y Jefa de Cátedra del Conservatorio Amadeo Roldán.

Parafraseando al Dr. José Orlando Tajonera, ilustre pedagogo del ISA, recordarla es “mantener encendidas las luminarias para que la cultura pueda salvarse”.

La maestra Junco fue graduada de Piano y Dirección Coral en el Conservatorio Amadeo Roldán en 1968 y de Nivel superior en 1973, en el Instituto Gnesin de Moscú. Cursó estudios de perfeccionamiento con A. Rauj en Checoslovaquia, y años más tarde de Historia y Teoría del Arte Interpretativo en el Conservatorio Tchaikovski de Moscú.

En su trayectoria artística, Teresita actuó como intérprete en Cuba y otros países como Rusia, Bulgaria, Polonia, Checoslovaquia, Hungría, España, México, Venezuela, República Dominicana, Ecuador, Chile, Estados Unidos e Inglaterra; realizó además varias grabaciones discográficas, incluyendo un disco de violín y piano con su hijo Ilmar, que fue premio Cubadisco.[1]

Mención aparte merecen los logros pedagógicos alcanzados con sus alumnos en diferentes certámenes nacionales como el “Amadeo Roldán” y “UNEAC” e internacionales como el “Iberoamericano”, “Cervantes”, “María Clara Cullel”, “Ciudad Panamá”, “Cittá di Marsala”, “Teresa Carreño”, “María Canals” y “Gina Bacauer”.

Su huella quedó plasmada también en el desarrollo de los niveles precedentes, al frente de la Comisión Metodológica Nacional de Piano del CNEART, responsabilidad que desempeñó durante muchos años. Bajo su liderazgo se llevaron a cabo perfeccionamientos de planes y programas de estudios de ambos niveles de enseñanza del piano. Su labor fue fundamental en la renovación de la asignatura Metodología de la Enseñanza del Piano, ya que bajo su criterio esta se extiende, se crea un nuevo programa y se imparte la asignatura con un enfoque más científico.

Destacan las sesiones de clases metodológicas, abiertas y magistrales impartidas en escuelas elementales para la superación de los profesores, en tanto se logró una continuidad con la metodología de la enseñanza rusa, iniciada por asesores soviéticos contratados en el país a fines de los años ‘60.

Teresita, heredera de la savia y la estirpe musical de su padre, el maestro clarinetista Juan Jorge Junco, poseía un inmenso caudal de sensibilidad más allá de lo común. Esta, unida a su capacidad intelectual e interpretativa, culminó en una profundidad de pensamiento analítico y creativo dentro del campo de la pedagogía pianística, con la obtención del doctorado en Ciencias sobre Arte.

Su temprana desaparición física solo le permitió plasmar una pequeña parte de sus conocimientos en el libro que tituló ¡Qué fácil es tocar el piano!, resultado de sus estudios y también de una actividad pedagógica sistemática en los diferentes niveles de enseñanza. Perderla tan joven nos privó de lo que seguramente hubiese sido una extensa producción bibliográfica.

Su inagotable energía le permitió accionar en campos muy disímiles, en tal sentido recuerdo un encuentro con Solomon Mikowsky y con profesores de las escuelas. Para la ocasión, al oír las referencias que hacían los maestros sobre Teresita, el famoso pianista-pedagogo exclamó jocosamente “¿es que hay algo en la enseñanza en Cuba donde no aparezca el nombre de Teresita?”.

Al hablar de los logros artísticos de muchos de sus alumnos y que en ocasiones se mencionan como “el misterio Teresita Junco”, no puedo dejar de considerar que el toque de magia, en mi criterio, estaba en ese carisma personal que la caracterizó y que impregnaba en sus clases. No es que sus conocimientos musicales, didácticos, culturales… no hayan sido amplísimos, pero el amor y la dedicación como profesora, sumado a su forma tan personal de comunicarse con el estudiante, es a mi juicio, lo que le concedió un sello inolvidable, y le permitía mover a su gusto y criterio las emociones del estudiante, cual arcilla moldeable.

Cuando nos referimos a principios esenciales de su metodología debemos mencionar la creación de lo que ella nombró “reflejo primario” para iniciar la creación de habilidades: ese proceso de concatenación sonido-audición-reflejo. Otros principios son la flexibilidad muscular como base de un sonido de calidad; el desarrollo del control auditivo; la relación sonido-movimiento; el desarrollo de la independencia creadora en el alumno; eliminar el mecanicismo del concepto de técnica; resaltar el trabajo intelectual que conlleva crear la imagen sobre el contenido musical; desarrollo de las capacidades psico-motoras para el desempeño escénico y la observancia del principio didáctico del tratamiento individual del alumno.

Me gustaría citar aspectos concretos sobre la conducción de su clase y algunos recursos que utilizaba para lograr el objetivo propuesto en el trabajo con alumnos avanzados. Por ejemplo, ella comenzaba con la audición completa de la obra, el movimiento o la pieza (en el caso de formas grandes) sin interrupción, formándose una idea del grado de comprensión musical del estudiante, sobre la obra en cuestión, así como de las dificultades relacionadas con la mecánica de la ejecución pianística. A través de ese método percibía las deficiencias e insuficiencias del alumno y podía actuar en una u otra dirección.

Generalmente priorizaba la comprensión del contenido musical y, para ser consecuente con el principio de que “el qué” determina “el como”, trabajaba con el alumno en la creación de la imagen artística de la obra. Posteriormente, atendía las deficiencias del aspecto físico-motor de la ejecución, con especial capacidad para detectar el problema y dar con la solución, creando −si era necesario− ejercicios específicos para la dificultad; buscaba digitaciones adecuadas y entrenaba la relación sonido-movimiento en función del sonido.  

A partir de ese momento se enfrascaba en lo que conocemos como el “trabajo sobre la obra musical”. Se enfocaba en los diferentes fragmentos, cuidando ir de lo simple a lo complejo, desde el motivo musical y revisando la lectura del texto, con mucha exigencia en suprimir notas falsas.

El trabajo de creación de la imagen artística era uno de los momentos mágicos de la clase de la profesora Teresita, para ello hacía gala no solo de sus grandes conocimientos técnico-musicales y su innata musicalidad, sino de, además, su formidable capacidad histriónica para guiar al alumno en busca de una imagen que fuera creíble para él, motivando su sensibilidad, incentivando su imaginación y creatividad hasta sacar a flote toda su potencialidad con gran respeto a la personalidad y diferencias individuales de cada uno de ellos. En este proceso se valía de recursos como el canto, la mímica, el gesto y la palabra precisos; le transmitía al estudiante su dinamismo y vitalidad, estableciendo tal empatía y comunicación, que lograba movilizar la energía creativa del mismo, al tiempo de inflamar su voluntad creadora.

Exigencia y entrenamiento de la capacidad auditiva en función del control de la gama sonora, era otra de las características de su metodología de trabajo; entrenaba el control consciente de la ejecución a través del oído, así como la repetición también consciente y controlada del gesto en función del sonido.

Una peculiaridad de su enseñanza fue lograr que sus alumnos fueran grandes intérpretes y sin parecerse unos a otros en sus proyecciones e interpretaciones artísticas; característica que se observaba desde los programas que interpretaban y que respondía, por supuesto, a la agudeza de Teresita en la selección del repertorio de cada cual según sus individualidades. De esa manera mostraba el profundo conocimiento que tenía de cada una esas personalidades. Esta capacidad al aplicar el principio de individualidad fue una de sus grandes virtudes como estratega y pedagoga, propiciando, además, la formación de valores éticos, a tal punto que sus alumnos más laureados han compartido la obtención de los premios, y han mantenido una sana amistad a través de los años.

Teresita Junco junto a sus alumnos Patricio Malcolm, Marcos Madrigal y Gabriel Urgell.

Realmente unas pocas cuartillas son insuficientes para agotar las innumerables aristas de los métodos de trabajo de Teresita Junco en la clase de piano. Métodos que la hicieron inigualable e irrepetible, engrandecieron su estatura pedagógica y convirtieron su figura en una maestra inolvidable.


Notas

[1] CD Aires y leyendas. Sello Unicornio, Producciones Abdala, 2000.

Anuncio publicitario

Un comentario en “El ISA, “45 Aniversario”…Teresita Junco, inolvidable maestra

  1. Agradezco la colaboracion de la Profesora Prisca Martinez al enviarme esta resena historica de otra gran profesora; Danae Ulacia, acerca de la inolvidable Teresita Junco.
    En este 2021, he tenido la posibilidad de presentar en mi progranma de TELEVISION HAVANA FAIRFAX CONNECTION en el Canal 1075 de Colchester, Vermont, EUA (LCATV = Lake Champlain Access Television), el 1ro y el 2do Concierto de Heitor Villa-Lobos, interpretados por Elvira Santiago y Ulises Hernandez con la Sinfonica Nacional de Cuba, bajo la direccion de Enrique Perez Mesa, y la semana que viene voy a presentar el Concierto # 3 por Patricio Malcolm, y por supuesto, que se lo voy a dedicar a TERESITA, a Patricio, y al 45 Aniversario del ISA. Y la FOTO, ira en las notas de cierre !

    El disco de violin y piano con su hijo Ilmar, brillante solista del violin, a quien vi actuar aqui en Burlington, Vermont, con el Harlem String Quartet, y luego con Chick Corea y Gary Burton, ha estado presente ademas en mi programa de RADIO; al igual que otros albumes de su hijo Aldo y de su adorado Guido, y ahora su nuera Daiana y sus nietas, estan tambien conmigo en la TV.

    Tremenda familia, luz para todos y hay que destacar, que por estos dias, el album y el Documental BROTHERS de Aldo e Ilmar, esta dando la hora a traves de PBS = Public Broadcasting System, en la Television de varios estados de la Union Americana, y ya gano otro Premio Cuba Disco 20-21.
    Abrazos, Toni Basanta
    desde Fairfax Green, Vermont, EUA
    http://lcatv.org/havana-fairfax-connection

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s