Para un Hombre feliz

Que sean las palabras de la Premio Nacional de la Música Marta Valdés, el umbral de este recinto sonoro donde los recuerdos hablarán por sí solos.

Desde el Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana (Cidmuc), celebramos el centenario del natalicio de un hombre iluminado por la música que es y será, Ñico Rojas.

Referente en el mundo de la Ingeniería Civil, especializado en el curso de las aguas, Ñico Rojas lo es también dentro del quehacer guitarrístico de nuestra Cuba que, no por azar, ha dado en llamársele, Isla de la Música.

En su honor, su memoria, y por ese legado aun por descubrir en toda su magnitud, ponemos a su disposición estas consideraciones dedicadas a ese excepcional hombre que nos dejó, sin proponérselo, una obra que seguirá rompiendo las caprichosas leyes del tiempo, la moda, los usos y desusos. Su música ya nos pertenece a todos y por todos los que le debemos un tanto de la felicidad que nos regaló con ella, veamos cómo es recordado desde voces autorizadas, sentidas y queridas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s