Con mucho feeling

Por Anaís Abreu. Cantante

No recuerdo cuando vino por primera vez a mi casa, porque fueron varias veces, luego de que yo haya ido a visitarlo a la suya, en el reparto Santo Suárez; pero sí recuerdo que cuando hice el CD De lujo en el 2000, ya conocía personalmente al Maestro.

El primer tema que interpreté de Ñico fue Sé consciente. Invité al Maestro Chucho Valdés a que me acompañara en el disco. Eso trajo como consecuencia que Chucho me diera un tema de él para cerrar el fonograma, con letra de Silvia González.

Ñico me enseñó música de la vieja trova que nunca había escuchado; además de todas las historias que me contara. Era un hombre tan decente que era incapaz de decir algo malo de nadie, se reía y disfrutaba todo lo que sucedía. Su esposa y la de Frank Emilio eran hermanas, por lo que había una compenetración extrema entre ellos. 

Su hijo mayor, lo traía y él se pasaba desde el mediodía hasta la noche en que lo venía a recoger. Me enseñó mucha música. A mí me gustó mucho Sé consciente y no recuerdo haber conocido en aquel entonces Canción estudio.

Me gustaba tanto ese hombre tan cariñoso, sencillo, reservado; era como un niño grande. Uno hablaba con él y se reía pícaro. En dos ocasiones me convocó a un sitio que quedaba en Infanta y Humboldt, era una asociación y allí canté. Luego las visitas no eran de él solo sino también lo acompañaba su esposa. Eva era un personaje, su contrapartida, pienso que era una mujer que lo quiso mucho. Un día ellos tenían una diferencia, en la que solo peleaba ella y él lo que hacía era reírse tímidamente y, a veces, me daba participación de lo que pasaba.

En una ocasión él me canta Canción estudio, yo aún no conocía la versión de Elena Burke y no recuerdo otra persona que lo haya cantado y me dice: “Anaís, componer no es como ir a un fábrica y fabricar un zapato. En una época a Eva le dio por decir que yo no la quería y formó tremenda algarabía alrededor de eso. Por eso fue que él compuso Canción estudio. Es una canción que tiene una música increíble y sin embargo cuando leo la letra, ya que conozco la historia lo que me da es deseos de reírme, porque fue tanta la imposición de Eva, que a él no le quedó más remedio que componerla. El texto dice:

Hace falta que me comprendas

Te quiero más que a la vida

Tu egoísmo, terco y necio, me duele,

la ilusión que hemos forjado se romperá

dejando un rastro de tristeza y de lágrimas.

Porque no supiste mi cielo comprender

 Ay mi amor, ay mi amor.

La letra es increíble y la música grandiosa, de verdad que es una canción estudio. Yo cada vez que la canto los recuerdo y claro, le pongo mi feeling.

Eva y Ñico

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s