Entreclaves…Guido López-Gavilán: “Nos veremos en el Festival”

Por Lalau Yllarramendiz Alfonso. Musicóloga

A las puertas de una nueva edición del Festival de Música Contemporánea de La Habana, ofrecemos una entrevista donde su presidente, el maestro Guido López-Gavilán, nos invita a disfrutar de las propuestas del evento, que se efectuará del 16 al 22 de noviembre.

Más de dos décadas desde el inicio de su camino como presidente del Festival de Música Contemporánea de La Habana. Es inherente a su persona el compromiso con este evento para defender la creación musical cubana con discurso de vanguardia. Él es Guido López-Gavilán y es todo mío el honor de recibir unos minutos de su tiempo, para conversar sobre este espacio que lleva adelante con responsabilidad, entrega y pasión.

La sala José Martí de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) es el escenario de esta charla, que si bien es breve, funge como testimonio fiel de la valentía y amor por la música que impulsa esta edición del Festival. Luego de un año de pandemia por la COVID 19, es de por sí un reto regresar a los escenarios; entonces, proyectar una programación de conciertos e intercambios, como la que se propone en esta ocasión, es todo un lujo para el público cubano.

¿Cuáles son las particularidades de esta edición del Festival de Música Contemporánea de La Habana?

Tendremos el gusto de hacer una edición especial, dedicada en primer lugar a la música cubana de las últimas generaciones y también la creada por grandes compositores. Se dedica al centenario de Nilo Rodríguez e Hilario González, al 120 aniversario de la Biblioteca Nacional y al 50 del Museo Nacional de la Música.

Vamos a tener presentes a artistas de primera línea como son, entre otros, Niurka González, el Dúo Promúsica, Bárbara Llanes, Milagros de los Ángeles, Conchita Franqui, la Orquesta de Cámara de La Habana y Música Eterna, entre otros pequeños formatos. El repertorio estará integrado por piezas de compositores como Juan Piñera, Harold Gramatges, Roberto Valera y estarán presentes también las nuevas generaciones; algunos de ellos todavía se encuentran estudiando en el Instituto Superior de Arte.

¿Qué obras suyas serán interpretadas en esta ocasión?

Voy a tener el gusto de presentar tres obras de estreno y muy bien interpretadas. Niurka González está a cargo de la interpretación de una obra para flauta y piano dedicada al Dúo Ondina titulada En busca de transparencias. La más querida de las presentaciones va a ser realizada por mi nieta, Andrea López-Gavilán García. Esta es una obra para flauta sola. También presentaré una pieza con la Orquesta de Cámara Música Eterna llamada Recordando el futuro, creada con técnicas de vanguardia, pero empleadas desde una óptica actual.

Este festival es parte importante de su vida. ¿Quisiera compartir alguna experiencia?

Contra viento y marea el Festival de La Habana se mantiene, esa es mi experiencia. Salvo el pasado año que fue prácticamente imposible. Eso se hace gracias al apoyo de organismos como el Instituto Cubano de la Música, el Centro Nacional de Música de Concierto, la UNEAC, la Oficina del Historiador de la Ciudad, la Biblioteca Nacional, el Museo de la Música y la Casa de las Américas, que siempre ha sido una sede importante del festival.

Es un momento para intercambiar con artistas de otros países. Esta vez no ha sido posible por las circunstancias actuales pero son momentos donde podemos presenciar la música realizada por excelentes compositores e intérpretes que nos visitan.

Es un festival al cual le he dedicado buena parte de mi vida. A mí se me fue la cuenta ya, pero llevo más de veinte años al frente del festival. Lo hago con mucho gusto pues es una manera de estimular la creación musical en nuestro país, y de estar al día con la creación del resto del mundo.

Instantes atrás usted mencionaba los nombres de Hilario González y Nilo Rodríguez como figuras a las que se dedica esta edición del festival.  En su criterio ¿Cómo ellos han marcado la creación musical contemporánea en Cuba?

Hilario González y Nilo Rodríguez son personalidades muy queridas por quiénes los conocimos, ellos vivían para la música.

De Hilario guardo un recuerdo entrañable de cuando fui a visitarlo al hospital pocos días antes de su muerte. Me recibió sonriente, con un papel pautado y me dijo: “Estoy creando una ópera aquí en el hospital”; me quedé de una sola pieza. En ese momento mi admiración por él fue todavía mayor.

Nilo Rodríguez, además de compositor, era también un activista de la música, una persona versátil: lo mismo dirigía una orquesta de estudiantes o realizaba un trabajo formidable en la edición de partituras cubanas. Estimulaba la creación musical, además de componer él mismo con su lenguaje tan particular.

Es un músico del cual debemos guardar el recuerdo para siempre, conjuntamente con Hilario y otros grandes de la música. Entre ellos está Alfredo Diez Nieto, a quien también dedicamos este festival luego de su fallecimiento con 103 años dedicados a la música. Esto nos hace estar todavía más comprometidos con este trabajo.

Gracias y le deseo muchos éxitos en esta edición del Festival.

Gracias a ustedes. ¡Nos veremos en el Festival!

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s