La Anécdota Musical… Un cantante llamado Severo

Por Gaspar Marrero. Investigador musical

Según se cuenta, el hecho ocurrió en un pequeño club de La Habana, ya desaparecido.  Estaba en la calle P, casi en la esquina con Infanta y próximo a los estudios de Radio Progreso.  El cabaret se llamaba El Escondite de Hernando, nombre tomado de un éxito musical internacional. Y, al parecer, hacía honor a ese título, a juzgar por su fachada.

Quizás la cercanía a la llamada Onda de la Alegría incentivara la asidua presencia en el club de algún que otro personal de la emisora. Allí iniciaba un camino de éxito en la capital un guajiro convertido, por obra y gracia de la vocación, el talento y los deseos, en cantante. No sé cómo le anunciarían entonces, porque no logro imaginar los nombres de Severo Alberto en una marquesina o en la voz del maestro de ceremonias.

Una noche, el joven fue presentado a Medardo Montero, uno de los realizadores de sonido –entonces se les decía operadores- de la cercana planta radial. Lógicamente, su vínculo con el ambiente artístico era notable y su experiencia en esas lides le permitió apreciar en aquel novato grandes posibilidades para el triunfo.

Y fue Medardo el de la idea: por entonces, se usaba mucho el lino en prendas de vestir. Propuso entonces al joven adoptar ese vocablo como nombre artístico.

Aquella noche, sin saberlo ambos, comenzaba a escribirse una hermosa historia del bolero cubano. Porque Severo Alberto Borges Abreu, ahora con su más comercial nombre de Lino Borges, entraba de lleno a la conquista del público.

Tenía apenas doce años de edad cuando el futuro Lino debió compartir los estudios con las faenas agrícolas en una finca situada en las afueras de Batabanó, su pueblo natal. En la casa de familia había un radio, permanentemente conectado. Al regresar del colegio o del campo, el ambiente musical en el humilde hogar era total. Cuando sobraban algunos centavos, Severo se las arreglaba para comprar cualquiera de los cancioneros publicados usualmente entonces: eran folletos con los textos de las canciones de moda. Increíblemente, hallaba tiempo para sentarse junto al aparato y, mientras escuchaba las piezas musicales, consultar el texto en el folleto. De esa forma, aprendió a cantar de todo.

En el Hotel Cervantes, en el vecino pueblo de Surgidero de Batabanó, cantó Severo Alberto, por primera vez, con una orquesta. Era la de José Ramón González. En una entrevista, el propio cantante recordaba el formato: piano, trompeta y saxofón. Debía cantar de todo, porque el hotel era muy visitado por turistas extranjeros.

Más tarde, se incorpora al Conjunto Típico Universal, de Melena del Sur. Con él, actúa en el famoso programa El Show del Mediodía, animado por Germán Pinelli. Y entre sus muchos televidentes, estaba Senén Suárez, quien dirigía su conjunto en el cabaret Tropicana. 

Senén fue a Batabanó, a buscar al joven. Parecía ser la oportunidad. Otro, mucho más atrevido, hubiera aceptado la proposición de Senén: unirse a su grupo en el famosísimo lugar de La Habana. El guajiro, caballeroso, pero firme, declinó la propuesta: “Me halaga mucho que tú vengas a buscarme para llevarme a tu conjunto y actuar en Tropicana. Pero yo no estoy capacitado para pertenecer a un grupo de calidad.” 

Tiempo después, de forma totalmente inesperada, Severo Alberto Borges Abreu da el salto definitivo y definitorio. Alberto Luberta, entonces funcionario de programación del Circuito CMQ, localiza telefónicamente al joven. Lo logra durante una actuación con la orquesta del hotel de Surgidero. El cantante del Conjunto Saratoga, Tony Smith, salía al extranjero y era necesario sustituirle para no frustrar un compromiso con el programa El Show del Mediodía. Más seguro de sí, Severo aceptó. 

Días más tarde, cantó en televisión, por vez primera, con el Saratoga. Después del programa, el trompetista Pedro Balseiro, director del conjunto, ofreció a Severo Alberto la posibilidad de permanecer fijo en el grupo.

Esta vez, para Lino Borges ya no hubo dudas.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s