Saxos sonando, un encuentro necesario

Por Daniel Pérez Febles. Estudiante de Musicología del ISA

En el Aula Magna de la Universidad de las Artes, ISA, vibraron las «cañas» de muchos saxofones, en un maravilloso Concierto Didáctico organizado por el maestro Aliet Gonzáles Errasti, el pasado lunes, 28 de febrero del 2022. En el mismo participaron estudiantes del propio ISA y algunos invitados de la Escuela Nacional de Música. La velada estuvo matizada por la presencia de la «mujer saxofonista», un recorrido por la historia del instrumento, el estreno mundial de varias obras y la exquisitez técnico-interpretativa.

La apertura estuvo a cargo de un trío ocasional, conformado por el estudiante universitario que cursa el tercer año, Jorge Sergio Ramírez Prieto, interpretando el saxo soprano; la consagrada maestra María del Henar Navarro, al piano y el maestro Aliet en el saxofón contralto. Ejecutaron el Dúo Concertante, Op. 55, de Jean Baptiste Singelée. Esta obra es de las primeras escritas para saxofón, y se estrenó en el año 1858, dieciocho años después de haberse patentado ese instrumento.

De izquierda a derecha: David Cuba (Escuela Nacional de Música), Jorge Sergio Ramírez, Lida Fontanills, profesor Aliet González, profesora María del Henar Navarro, Katherine Subiaut, Aitana Morlote (Escuela Nacional de Música), Ernesto Otaño, Rachel Batisse, Rut Reyes y Liony Terry.

Pinceladas del impresionismo musical nos llegaron con la presentación de Katherine Subiaut Turró, estudiante de segundo año en el ISA. Interpretó, a saxo contralto solo, la obra Syrinx, del connotado Claude Debussy. Mientras, la ejecución de la Sonata para saxofón alto y piano, Op. 19, del compositor estadounidense Paul Creston, estuvo a cargo de la estudiante de primer año, Rachel Batisse.

La pieza que marcó los estrenos del concierto se presentó en pequeño formato, con la obra Dúos #1 y #2, escrita para dos saxofones altos, del también estudiante del ISA Ernesto Pedro Otaño Esquijarosa, quien se va avizorando como excelente intérprete y audaz compositor.

La obra presentada por Liony Terry Urrutia, abarcó desde tempos pausados y tranquilos hasta los más veloces, conducidos con transparencia, por secuencias y giros escalísticos en figuraciones de poca duración. El título habla por sí solo, La liebre y la tortuga, de Pierre Max Dubois, en la que se establece un balance entre «lo lento» y «lo rápido».

La música francesa para saxofón, la cual forma parte obligatoria de la enseñanza de dicho instrumento en Cuba, se hizo sentir gracias a la interpretación de Ernesto Pedro Otaño, con la suite en tres movimientos, escrita para saxo alto y piano, Preludio, Cadencia y Final, del compositor porteño Alfred Desenclos.

Los compositores cubanos para saxofón se hicieron presentes en la segunda parte de este concierto. La obra Luz en el camino para saxofón solo, de César López, fue expuesta por la más joven de todos los intérpretes, Aitana Morlote, quien aún como estudiante de la Escuela Nacional de Música, resultó ganadora en su categoría, del pasado Concurso Nacional de Saxofón «Osvaldo Gonzáles in Memoriam». También fue premiado en su categoría, en ese certamen, el estudiante de segundo año del Nivel Medio, David Cuba, al interpretar Recuento 1, del maestro y multiinstrumentista Javier Zalba; a la vez que Ruth Reyes, estudiante de tercer año del ISA nos regaló, del maestro Jorge López Marín, la obra Desenlace, que mantiene como pulso estable y solapado la utilización de la clave cubana.

A modo de conclusión se expusieron dos obras que ‒completamente distintas‒ estuvieron marcadas por lo novedoso. La primera fue The garden of love de Jacob TV, basado en el poema homónimo de William Blake. El formato de esta obra está compuesto por saxofón soprano y música electrónica, trabajada a base de efectos de la naturaleza, la voz humana y pequeños formatos orquestales. La última obra fue otro estreno de Ernesto Pedro Otaño, cuyo como formato fue saxofón soprano, alto y tenor, clarinete en sib y clarinete bajo, este último haciendo función de saxo barítono, a la vez que proponía un solo de flauta travesera.

Dúo integrado por el saxofonista Jorge Sergio Ramírez y la clarinetista Lida Fontanills.

El cierre del encuentro estuvo marcado por una sorpresa. Dedicado al cumpleaños de Jorge Sergio Ramírez Prieto y al de la Vicedecana de Investigación de la Facultad de Música del ISA, Karina Rumayor, se interpretó Feliz Cumpleaños a primera vista, orquestado y rearmonizado por el maestro Aliet, dando lugar, seguidamente, a una estela de aplausos cargados de agradecimiento por lo presentado.

Especial reconocimiento recibió la querida pianista María del Henar Navarro, que desde los años 80 del pasado siglo, ha tenido la ardua tarea de acompañar y complementar la formación de varias generaciones de saxofonistas cubanos.

Para esta ocasión fueron invitados los maestros Javier Zalba Suárez, Jorge López Marín y Leony Jiménez Varona, todos consagrados pedagogos de nuestra enseñanza artística.

Es necesario seguir realizando este tipo de presentaciones didácticas, que contribuyen y complementan la formación de los estudiantes. El conocimiento y el hacer se traspolan del aula, a un lugar bien parecido a lo que será la pronta realidad de muchos. Se debe convocar con más fuerza, las «cosas buenas» no pueden pasar desapercibidas. ¡Gracias por la entrega. Nos vemos en la próxima!

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s