Fallece el Premio Nacional de la Música Ildefonso Acosta

Por Ivón Peñalver. Correctora CIDMUC

La guitarra cubana está de luto. Ildefonso Acosta, reconocido instrumentista, compositor y pedagogo falleció en su ciudad natal este 17 de octubre. Urbe que siempre le acompañó en su vida e inspiró en sus creaciones.

Acosta comenzó sus estudios a muy temprana edad y por impulso de su padre, parecía que serían el violín y la trompeta los instrumentos destinados para él, y no fue hasta el encuentro entre otro grande, Ñico Rojas, y su padre que se reveló su verdadero camino: la guitarra. De ahí se inició su sostenida y valiosa historia musical.

La guitarra en Ildefonso fue parte esencial de su vida. Contó entre sus maestros con Cándido Failde, Rafael Somavilla, Dagoberto Hernández Piloto, y su paso fue indetenible.

Como profesional intervino con el Trío Tropical, del cual fue director y arreglista, también en conjuntos de jazz- bands, y a partir de 1959 se inició como solista, enfocándose en el universo de la composición y transcripción de obras. En su amplio registro de creación destacan piezas como: Quinteto para dos musicaturas cubanas, Homenaje al 26, poema sinfónico para coro y orquesta, Jarabe tapatío, Zoila y Tema del recuerdo.

Su carrera como intérprete se unió a la labor como profesor de guitarra en el Centro Vocacional de Música de Matanzas, Aniceto Díaz ‒del cual fue fundador‒ y del Instituto Superior Pedagógico Juan Marinello, entre otras instituciones. Hombre de especial sensibilidad, de hablar bajo y despacio como si también sus palabras encararan el espíritu de la música, Acosta creó desde su experiencia un método didáctico para la enseñanza de la guitarra popular e igualmente puso especial énfasis en el aprendizaje y desempeño de los artistas aficionados.

A la vez compartió escenario con ilustres personalidades de la cultura nacional, entre ellas Leo Brouwer, y marcó su impronta en diversos países de Europa y Estados Unidos.

Músico versátil de gran dominio de la técnica guitarrística y manejo de la armonía, Ildefenso Acosta al morir también ostentaba la Distinción por la Cultura Nacional y lauros internacionales como el de Visitante Distinguido de la alcaldía de Málaga, España y el reconocimiento de la Escuela de Luthería “Cremona”, en Italia

Matanzas y la cultura cubana pierden a uno de sus más ilustres hijos, un caballero en el hacer, amigo entrañable y maestro de varias generaciones de guitarristas de Cuba y el mundo.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s