Los Bocucos. Después de seis décadas mantienen el espíritu creativo de sus fundadores

Por Ada Oviedo. Historiadora de Arte

A la memoria de Ibrahím Ferrer a noventa y cinco años de su natalicio, 20 febrero 1927

Como herederos directos de la época de oro de los conjuntos, a partir de la década del sesenta del pasado siglo, Los Bocucos marcaron para Cuba y el mundo un timbre y una sonoridad inconfundibles.

Seguir leyendo «Los Bocucos. Después de seis décadas mantienen el espíritu creativo de sus fundadores»

La Anécdota Musical… Váyanse con sus bocuses para otra parte…

Por Gaspar Marrero. Investigador musical

Cuando Pacho Alonso se encaramó en los sitiales de popularidad, desde los años 1960, sus partidarios se dividieron en dos bandos: quienes adoraban sus boleros, como Imágenes (“Como en un sueño… sin yo esperarlo… te me acercaste…”) o Tú no sospechas, y aquellos que preferían sus éxitos bailables. En esta última faceta, Pacho incorporó al habla popular de la época frases como Dale carácter, Sin miseria, Persona atenta, y muchas otras. Y convirtió en éxitos las semblanzas musicales de filosofía popular compuestas por el querido Enrique Bonne: A cualquiera se le muere un tío, El que haya pecado que tenga cuidado (“si encuentro la llave… no doy con la casa”), aquello de Que me digan feo y Se tambalea, creado a raíz de uno de tantísimos temblores de tierra en Santiago de Cuba, ¡tierra caliente!

Seguir leyendo «La Anécdota Musical… Váyanse con sus bocuses para otra parte…»