¡Te lo dije, nos van a elogiar…!

Por Guille Vilar. Crítico musical

Para nadie resulta una novedad haber tenido entre sus manos el envase de algún producto alimenticio, en donde podemos leer la siguiente advertencia: “botarlo después de usar”. Hasta aquí todo es absolutamente normal. El problema aparece cuando dicho criterio de coherente lógica comercial, se trata de aplicar a productos culturales como puede ser el caso de una canción.

Seguir leyendo «¡Te lo dije, nos van a elogiar…!»

VAN VAN 50 AÑOS Y MÁS. Festival jazz plaza, 2020

Por Gloria Ochoa, musicóloga y productora musical

Dayramir González en el Homenaje al Maestro Juan Formell en el Festival Jazz Plaza. Fotos de la autora

El jazz trasciende fronteras, propicia el intercambio multicultural, la libertad de expresión y se erige en símbolo de paz y cooperación. El desarrollo alcanzado por el movimiento jazzístico cubano es una prueba de ello.

Con la creación del Festival Internacional Jazz Plaza (1980) por el destacado músico, vocalista y compositor Boby Carcases, se abre una etapa de internacionalización en la difusión y promoción del género, desde Cuba y para el mundo, propiciando por más de 40 años el intercambio entre destacados cultores del jazz a nivel mundial (cubanos y extranjeros) y la joven generación de músicos cubanos, graduados de las escuelas.

Dayramir es reconocido por Samuel Formell luego de concluir su homenaje. Festival Jazz Plaza 2020. Fotos de la autora

Estos jóvenes se distinguen por la búsqueda de un lenguaje musical propio que en su mayoría logran articular con nuestros géneros tradicionales: son, guaracha, changüí, rumba, cha cha chá, bolero, mambo y ritmos afrocubanos, entre otros.

Tal es el caso del joven pianista, arreglista y compositor Dayramir Gonzalez Vicet, ganador del concurso Jojazz, graduado de la Universidad de las Artes de Cuba, en la especialidad de  piano y composición y de Berklee College of Music, de Boston, USA (2013).

Durante la reciente edición del Festival Internacional Jazz Plaza, éste joven pianista asumió la dirección musical del concierto: “Van Van 50 Años y más,” que aglutinó a múltiples artistas cubanos de diversas edades para rendirle tributo a uno de los compositores más legendarios del Siglo XX: el Maestro Juan Formell.

Zenaida Romeu felicita la actuación de Dayramir. Festival Jazz Plaza 2020. Fotos de la autora

Vocalistas como Mario Rivera (Mayito), Luna Manzanares, Alain Perez, Haila Mompie, Arlenys Rodriguez, David blanco, Telmary, Brenda Navarrete, Teresa Yanet ,   Robertón, Lele y Mandy,  asumieron la defensa de obras inmortalizadas por los Van Van a lo largo de 5 décadas, acompañados de una orquesta de lujo, integrada por destacados instrumentistas cultores del jazz tales como Michel Herrera, Janio Abreu, Edgar Martinez, Dayron Ortega, Yoandy Argudin, Josue Borges, Mauricio Gutiérrez ,Dayron Ortiz, entre otros.  Atención especial se merece en este concierto el desempeño de la Camerata Romeu bajo la dirección de Zenaida Castro y la interpretación del laudista Bárbaro Torres.

Es de destacar el trabajo de arreglos musicales de Dayramir Gonzalez, quien se acerca a la obra de Formell desde el jazz afrocubano y de cámara, sin perder la cadencia de los temas que popularizo uno de los más importantes músicos cubanos de este siglo. En el repertorio a interpretar se destacan obras como: Este amor que se muere, Tal vez, Marilú, El buey cansa´o, Eeh felicítame, Mis dudas, Todo se acabó, Tu decisión cuál es, Muévete, Pastorita, entre otros.

Conciertos como éste, muestran el respeto y la visión que los jóvenes músicos tienen sobre una obra fundamental para el patrimonio musical cubano. Desde una virtuosa interpretación propia del jazz, reinventan las canciones que fueron éxitos en su época y forman parte de la identidad del cubano; es el abrazo entre lo moderno y la tradición, entre la juventud y los maestros de Cuba y para el mundo.

¡Bienvenidos sean los Conciertos Homenajes del Festival Jazz Plaza!

 

 

El orgullo de los privilegiados compatriotas de Van Van

Por Guille Vilar

Hoy queremos hablarles acerca de un millonario de verdad, no de los que tienen una fortuna debido a la acumulación de billetes o de bienes inmobiliarios sino de alguien que se sintió emotivamente enriquecido por su temprana previsión de qué hacer para llegar hasta el corazón de millones de cubanos que van a asumir como algo muy propio la orquesta por él fundada.

De izquierda a derecha Adalberto Alvarez, Pupy Pedroso y Juan Formell. Foto tomada de internet

Foto Archivo Cidmuc

Cuando un 4 de diciembre de 1969, Juan Formell decide subir con sus músicos a una improvisada tarima ubicada en el capitalino callejón de P y 23, nadie podía imaginarse que venía al mundo el nacimiento de una leyenda bautizada como Los Van Van. Sin embargo, la aparición de semejante orquesta en el entorno musical de hace cinco décadas, no provocó en aquel entonces la conmoción social que el destino le tenía reservado para otros tiempos. La sólida madurez del joven talento de Juan Formell, le recomienda avanzar cautelosamente hacia insospechados horizontes sonoros.

Semejante perspectiva de la creación artística que no lo abandonará, prevé convertir paulatinamente a Los Van Van en un inédito suceso científico porque esta música no solo se escucha, no solo se baila, sino que además permanece almacenada como parte de la información genética de lo cubano que cada cubano trae consigo. Poco a poco, la gente se percata de que necesitan sentirse hechizados por el encanto de una inequívoca cadencia, esa que es capaz de apropiarse de acentos tomados de la tradición desde audaces códigos formales, absolutamente innovadores para su momento.

Si alguien opinó que sencillamente se trataba de otra orquesta de moda, la dimensión de su indeleble huella estilística, la hace liderar en el exigente contexto de la música bailable de nuestro país. Bastaría escoger tres temas representativos de su repertorio como Por encima del nivel, Ven, ven, ven y Me mantengo para hacernos comprender de una vez por todas, que ellos son los dueños del sabor de esta contagiosa adicción musical. Por eso no hay misterio cuando vemos que la querida agrupación de Formell, pasa de una década para otra, sin extraviar la posición cimera que el pueblo le ha otorgado. A pesar de los cambios lógicos del personal que entre sus integrantes han tenido lugar durante una trayectoria tan extensa; a pesar de que entre sus admiradores, pudiéramos encontrarnos con aquellos que se sienten más identificados con el sello característico que impone la orquesta en los años ochenta mientras que otros prefieren la revitalizadora sonoridad Van Van de la primera década de este siglo, pero todos coincidimos en que decir Van Van es hacer referencia a uno de los basamentos imprescindibles de la identidad de la nación cubana.

La veracidad de esta aseveración, no consiste tampoco en acudir a una sencilla cuenta aritmética para averiguar cuántos temas más han logrado pegar que los de otros artistas en las listas de éxitos o si en determinado momento, tal orquesta alcanzó una notoriedad mayor que los supera. Se trata de un hecho francamente conmovedor en el universo patrimonial de nuestra música. Este se debe a la sensibilidad del maestro por habernos convencido de que no importa cuándo ni en dónde nos encontremos: siempre vamos a estar contagiados por la euforia de esta fortificante obra procedente de las raíces de nuestra nacionalidad.

Samuel Formell. Foto tomada el dia que se develo la placa. Archivo Cidmuc

Definitivamente, la inmensidad del legado de Formell en Los Van Van, se encuentra hondamente imbricada entre la imaginería popular del mismo modo que requerimos del aliento vital que emana desde esta Isla para conservar nuestra plenitud espiritual conscientemente activa. Por tales razones, con la invitación para llegarnos en cualquier momento hasta la tarja que rememora este acontecimiento histórico de P y 23, no solo honraremos la memoria de Juan Formell y la de todos aquellos que lo acompañaron en esta fabulosa travesía vanvanera sino al mismo tiempo reconoceremos a los que ahora dirigidos por Samuel Formell, preservan el esplendor del cincuentenario mito. Estaríamos dando así los primeros pasos de una inspirada tradición que encierra nuestro orgullo de cubanos por ser los privilegiados compatriotas de la emblemática orquesta Los Van Van.

Los Van Van son la patria.

Por Laura Vilar

Juan Formell, Foto tomada de Internet
Juan Formell, Foto tomada de Internet

Juan Formell, compositor, intérprete y creador de la orquesta Los Van Van, mereció un sentido y bello homenaje de los músicos cubanos y parte del pueblo que pudo estar durante las 4 horas que duró el megaconcierto el pasado 5 de agosto.

En la transitada calle 23 y Malecón se colocaron los músicos de las diferentes orquestas que tocaron. En 23 y P, se develó para la historia y el futuro una tarja en su nombre para que todo aquel transeúnte que se detenga a leerla conozca que allí, en esa humilde esquina de La Rampa, en el Vedado, la orquesta dio su primer concierto. Sonidos que llegaron para quedarse y formar parte del aire que respiramos los cubanos amantes de nuestra música popular bailable. Seguir leyendo «Los Van Van son la patria.»

Elito Revé y su Charangón & Juan Formell y Los Van Van. La confirmación de Dos Leyendas

GRAN PREMIO CUBADISCO 2019

Por Leannelis Cárdenas Díaz, musicologa, Cidmuc

Foto tomada de internet

Decir “El Buey Cansao”, “Marilú”, “Chapeando”, “Mi Salsa”, “Chichi” y “Agua pa Yemayá”, es sinónimo de recuerdos gratos, buenos momentos, festejo, felicidad. Con el pasar de los años, estas canciones y otras tantas compañeras de viaje, devinieron en la banda sonora de millones de cubanos. Juan Formell y Los Van Van y Elito Revé y su Charangón han sido por décadas los principales encargados y responsables de poner a bailar a todo un país, ganándose así el respeto y la gratitud de varias generaciones de cubanos. Seguir leyendo «Elito Revé y su Charangón & Juan Formell y Los Van Van. La confirmación de Dos Leyendas»