ISA, “45 Aniversario”…30 años de la formación de Directores Musicales de Sonido en la Facultad de Música de la Universidad de las Artes, ISA

Por Nadiesha Barceló Reina. Profesora Facultad de Música ISA

Por los días en que el Cubadisco 2021 se apoderaba del escenario virtual y televisivo de la Isla y compartía con el público el desarrollo que experimenta la industria del disco en el país, es justo reconocer a la institución que por 30 años ha formado a los profesionales del sonido, cuyo desempeño es definitorio en el resultado sonoro de cada propuesta discográfica, me refiero al departamento de Dirección Musical de Sonido de la Facultad de Música de la Universidad de las Artes, ISA.

Hacia finales de la década del 80, la EGREM, principal empresa productora de discos en el país, había alcanzado un importante desarrollo, al que tributó la presencia de un personal de alta experticia, adquirida de manera empírica y perfeccionada a partir de cursos cortos de preparación técnica, impartidos por especialistas de mayor experiencia de la propia institución y la colaboración de técnicos extranjeros graduados de esta especialidad, en particular de los países del entonces campo socialista.

Carlos Fariñas. Foto tomada de Ecured

Paralelamente, en el mundo ya existían espacios para la formación profesional de esta especialidad, mientras en Cuba, el Instituto Superior de Arte acumulaba experiencias suficientes en la preparación artística universitaria. Con estos antecedentes, se funda en este escenario académico en 1990 el perfil Dirección Musical de Sonido de la carrera Licenciatura en Música, que pretendía ofrecer al personal técnico encargado de los procesos de realización discográfica, una preparación acorde a los estándares y niveles que estos habían alcanzado en escuelas internacionales.

La fundación y el concepto formativo de esta especialidad se deben al empeño y preclara visión del maestro Carlos Fariñas, notable compositor con una destacada trayectoria en la música electroacústica, quien se hiciera acompañar de Jerzy Belc (Yurek), maestro polaco graduado de la facultad de Dirección Musical de Sonido en la Escuela Superior de Música Estatal de Varsovia. Belc por entonces se desempeñaba como Ingeniero de Sonido en la EGREM, donde contribuía a la superación de los técnicos de esta institución. A la par de esta labor impartía docencia universitaria en el perfil de composición de la carrera de Música en el entonces Instituto Superior de Arte.

Jerzy Belc (Yurek). Todo tomada de Juventud Rebelde

Se suman a ellos, más adelante, el Ingeniero Enrique de Jesús Fernández de Velazco y Bernal, con amplia trayectoria en la EGREM, poseía una vasta experiencia en el ámbito de la tecnología y también en la docencia universitaria; por su parte Alejandro Rodríguez y Alexander Castillo, se encargarían de impartir las asignaturas técnicas y prácticas de la especialidad.

Como elemento central del concepto fundacional del perfil de carrera, que se mantiene como principio básico de formación actualmente, está el hecho de que el Director Musical de Sonido –profesional que se conoce en el mundo discográfico y del sonido en vivo, como Ingeniero de Sonido- es un músico, un creador, cuyo instrumento de expresión es el amplísimo arsenal tecnológico. Este permite perpetuar las propuestas musicales y ofrece infinidad de recursos para generar una gama de sonoridades que las distinguen y embellecen para el disfrute del público actual y como constancia de ella para las generaciones futuras. Fariñas defendía que estos, profesionales que se deben enteramente a la música y a la búsqueda de un sonido propio, afirman la mejor manera de venerarla.  

Este concepto suponía la integración armónica dentro del currículo de conocimientos propios de las disciplinas teóricas e históricas de la música, con aquellos provenientes de diferentes disciplinas científicas como la acústica, electroacústica, electrotecnia y la computación, en vínculo estrecho, además, con las áreas que potencian el desarrollo ético, estético y cultural en general; esta concatenación garantiza la formación intelectual de estos profesionales.

Tribunal del ejercicio de culminación estudios de la primera graduación. De izquierda a derecha: Alexander Castillo, Enrique Fernández de Velazco y Bernal, Harold Gramatges, Roberto Valera y Dolores Rodríguez Cordero.

A la formación musical de los estudiantes tributaron maestros de gran prestigio en la Universidad como Harold Gramatges, el propio Carlos Fariñas, José Rosado, María del Rosario Hernández Iznaga y otros que, según el criterio de varios egresados, ofrecieron una preparación integral, que unió sabiamente la formación musical con la técnica del sonido.  

A casi treinta años de inaugurado el perfil de carrera, de sus aulas han egresado un importante número de profesionales con un amplio perfil que han impulsado el desarrollo de la industria discográfica en el país; se han destacado en la realización de sonido en vivo, han incursionado en los procesos de restauración y conservación de nuestro patrimonio sonoro: en síntesis, engrandecen cada día la cultura cubana.  

La excelente trayectoria profesional de los egresados de la carrera queda avalada por la obtención, por parte de ellos, de lauros internacionales entre los que figuran premios Grammy, Grammy Latinos y nacionales como Cubadisco; así como múltiples nominaciones en estos y otros certámenes.

Egresados de la primera promoción de Dirección Musical de Sonido en el Estudio de Música Electroacústica. De izquierda a derecha: Orestes Águila, Niurka Lecusay, Yoani Nodarse y Yanet Rodríguez.

Actualmente, en sus aulas se continúan formando generaciones de Directores Musicales de Sonido, se actualizan y perfeccionan los programas de estudio en función del creciente avance de la tecnología y las concepciones estético-musicales, en busca de los mejores métodos para el desarrollo de los estudiantes.

Por ello, en estos días, y a 30 años de fundado el departamento de Dirección Musical de Sonido de la Facultad de Música de la Universidad de las Artes, ISA, llegue a todos los docentes, egresados y estudiantes de esta especialidad el reconocimiento por el trabajo realizado, por el legado y por el futuro.

Estudiantes de Dirección Musical de Sonido en una clase práctica en los estudios de la Egrem (febrero 2020). De izquierda a derecha: Andy Despaigne, Claudia Nuevo, Javier León, Liz Claudia Morales, Ilena Peña, Carol Reyes, Lisday Pozo, Leidy Marrero y José Miguel Pozo.
Estudiantes de Dirección Musical de Sonido en un ejercicio práctico en el Estudio de Manolito Simonet (diciembre 2020). De izquierda a derecha: Carol Reyes, Claudia Hernández, Ilena Peña, Leidy Marrero.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s