Entreclaves…De son y jazz, un festival en Matanzas

Por Msc. Alina Morales Sosa

La pandemia de la COVID-19 ha traído consigo una nueva forma de ver la vida; ha hecho que muchos de nosotros nos replanteemos el modo de hacer las cosas. Tal es así, que el mundo digital se ha posicionado como el medio por excelencia para la comunicación e interacción entre los seres humanos. Por tal motivo las manifestaciones artísticas han buscado refugio en las plataformas digitales, escenario propicio para llegar al público. Una de las más favorecidas ha sido la música, tanto los hogares y hasta los más reconocidos teatros internacionales se han convertido en el tabloncillo ideal para las interpretaciones de disímiles artistas. Gracias a las oportunidades que ofrece el espacio virtual, recibimos la IV edición del Festival Matanzas Jazz, del 29 de abril al 2 de mayo de 2021, celebrando el Día Internacional del Jazz.

“El jazz saluda al son” fue el slogan que promovió el Festival durante sus cuatro días de quehacer jazzístico, rindiendo tributo al 110 Aniversario del Natalicio del músico matancero Ignacio Arsenio Travieso Scull Rodríguez, más conocido como Arsenio Rodríguez. Se sumaron los homenajes al 80 cumpleaños de Chucho Valdés; al centenario del natalicio de Frank Emilio Flynn y Arturo “Chico” O´Farrill; al 110 aniversario del natalicio de Armando Romeu; al 45 aniversario de la ausencia física de Adolfo Guzmán; a la memoria de Sergio Pichardo,[1] y al reciente fallecimiento de Chick Corea.

La programación del evento estableció horarios fijos para los diferentes espacios, estos respondieron a diversas perspectivas: la teórica, que contó con charlas y presentaciones de documentales; conciertos en saludo al son; conciertos alegóricos a los orígenes del jazz y otros exclusivos de artistas matanceros. Y es que la histórica relación del mundo del jazz con nuestra música afrocubana ―tradición de gran arraigo en la “Atenas de Cuba” ―, ha estado siempre presente en todas las ediciones que ha tenido el Matanzas Jazz; la acostumbrada inauguración con el Orun de AfroCuba como antesala bendecida y la permanente clausura del evento con los Muñequitos de Matanzas, dan fe de ello. Hay que mencionar también a la Sonora Lira Matancera; Atenas Brass Ensemble; el Coro de Cámara de Matanzas y otras agrupaciones que, a partir de repertorios concebidos especialmente para el Festival, representaron las imbricaciones del jazz y los géneros endógenos cubanos, particularidades que hacen del género un idioma universal.

Justo en el espacio de los conciertos dedicados a los orígenes del jazz se presentó el DVD “Jazz con Guaguancó” del pianista y compositor Alejandro Falcón junto a Los Muñequitos de Matanzas. La reciente producción audiovisual es un homenaje al 67 aniversario de la agrupación rumbera. En ella, Falcón nos deleita con arreglos de piezas clásicas de la música cubana concebidos para formatos de banda de jazz y en la cual participaron reconocidos jazzistas de la escena nacional como Ruy López-Nussa, Arnulfo Guerra, Maikel González, entre otros; así como los cantantes Mayito Rivera, Telmarys Díaz y María Victoria Rodríguez. A este mismo encuentro se incorporaron, entre otras, las actuaciones de Pablo Menéndez & Mezcla, y Yasek Manzano.

El son, género homenajeado, contó con un momento especial dentro de la programación en el que se combinaron agrupaciones jazzísticas como Mestizaje ―anfitriona del evento― y soneras como la Orquesta Faílde, la Sonora Lira Matancera, y Tony Ávila. A este tributo se sumaron las interpretaciones de Bobby Carcassés, Orlando Valle “Maraca”, Harold López-Nussa, Aldo López-Gavilán, la jazz band juvenil Swing Cubano y demás artistas. Los términos «del recuerdo» y «de archivo», empleados en disímiles momentos, nos trasladaron a épocas pretéritas. En su mayoría hablamos de materiales poco difundidos y en algunos casos inéditos en los que artistas como Gastón Joya y José María Vitier presentaron fonogramas producidos previos al 2020.

Los homenajes a figuras relevantes del jazz no faltaron en esta ocasión, los documentales y las charlas condujeron cada jornada. Agrupaciones como Irakere y la Orquesta Cubana de Música Moderna fueron recordadas de la mano del profesor Miguel Ángel García Velasco; mientras las musicólogas Leydet Garlobo González y Jessy Díaz expusieron “La Leyenda de El ciego maravilloso” y “El jazz vocal. Apuntes para una historia” respectivamente. La música estuvo presente en todo momento; al concluir cada una de estas propuestas se escucharon las interpretaciones de artistas invitados como Janio Abreu y Aire de Concierto, Rodrigo García & Ceda el Paso, y Roberto Carcassés.

No sólo los músicos nacionales se dieron cita en esta fiesta del jazz matancera que, gracias a las facilidades del mundo digital, alcanzó una dimensión internacional en esta IV edición. Para esta celebración contamos con la participación de artistas cubanos radicados en otras latitudes y de agrupaciones extranjeras. Tal es el caso de Rafael Jenks Jiménez (Cuba-España), Yoel Páez (Cuba-España), Ramón Valle (Cuba-Holanda), Fidel Morales (Cuba-Puerto Rico), Sangoma Everetf (Francia), Lou Rivaille y Christophe Waldner (Francia), Jazz Pop et Talons Hauts (Canadá), Juan Ignacio Sánchez (Argentina), Moisés Alves (Brasil), entre muchos otros.   

Esta edición se vistió de gala al recibir como parte de su elenco a prestigiosas figuras del ámbito jazzístico internacional como: Arturo O´Farrill; Victor Goines, Obert Davis´ Chicago Jazz Philharmonic; Wynton Marsalis, además de miembros del Jazz Lincoln Center, invitados especiales con los que contó el Matanzas Jazz. Cada uno de ellos dejó su impronta en los diferentes espacios que dispuso el programa general del IV Festival.

Significativa fue la exposición fotográfica virtual que tuvo lugar en el marco del evento. Gracias al lente de la artista visual Claudia Padrón pudimos deleitarnos y conocer parte del quehacer artístico de este prometedor encuentro en ediciones anteriores. Entre juegos de colores y matices nos presentó la amplia gama de músicos ―de todas las generaciones― que han concurrido cada mes de abril, desde 2017, a esta fiesta; resultado de la gestión de un Comité Organizador,[2] quienes ―tras bastidores― han logrado colocar al Festival Matanzas Jazz en un punto de mira, de reunión y de júbilo para los amantes del mundo del jazz.

De este modo transcurrieron los días en esta IV edición del Matanzas Jazz. Cuatro intensas jornadas en donde las reacciones de los internautas y las celebraciones colmaron de alegría las plataformas digitales; donde los aplausos fueron cambiados por «me encanta», y el brindis mayor fue poder confluir ―músicos cubanos y de otras latitudes― en un mismo espacio, hablando un mismo idioma; el jazz como idioma universal, de paz, amor, armonía y swing.


NOTAS

[1] Destacado músico matancero, fundador de la Orquesta Casino Bellamar, primera Jazz Band de la ciudad.

[2] El Comité Organizador está conformado por: Miguel Ángel Rodríguez Zulueta “Miguelón”, presidente; Alejandro Falcón, vicepresidente; Leydet Garlobo González, coordinación general; Lourdes Fernández Valhuerdi, Ileana P. Pinedo Navia, Arsenio García, Diana Rosa Pérez y Alina Morales Sosa, colaboración técnica y asesoría; Antonio Santovenia, producción general; Damián Castillo y Claudia Padrón, diseño gráfico y comunicación, respectivamente.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s