Guateque en la Agricultura: aproximaciones a la historia del programa radial.

Por Saylí Alba Álvarez. Escritora e investigadora de la cultura popular tradicional

Con una conciencia pura

del deber que nos reclama

comenzamos el programa

Guateque en la agricultura.

Desde que en el año 1922 surge la radio en Cuba, la música campesina ocupó un lugar cimero en la promoción de este particular género. Era conocido, que en la región central del país, epecíficamente en Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, existía un movimiento de parrandas campesinas pues ya rondaban los guateques y los poetas improvisadores, que también se habían adueñado de la ciudad en busca de sustento económico a cambio de su arte.

La radio cubana comenzó a gestar concursos de poetas improvisadores, los bandos rojos, azul y lila, de donde salieron poetas como Justo Vega, Adolfo Alfonso, Angelito Valiente y Jesús Orta Ruíz que luego brillarían en la historia del repentismo cubano.

En Sancti Spíritus la historia de los programas dedicados a la música campesina, es más reciente, se conoce que antes del triunfo de la Revolución por Radio Cubanacán salía el programa Atardecer campesino, donde los poetas Virgilio Soto, Jesús Pérez Sosa y la poetisa Álida Padilla eran acompañados por Roberto López en el laúd y en la guitarra Julio Santos.

El 6 de enero de 1968 se inica el programa Fiesta en el cañaveral, que más tarde se llamaría Guateque en la Agricultura. Este programa fue fundado por el grupo de músicos y poetas que más tarde se llamaría Conjunto Los Pinares, para diferenciar el trabajo que como agrupación musical también hacían por todo el país. Es decir, que los fundadores del programa de radio fueron Jesús Pérez Pérez, Jesús Pérez Sosa, Virgilio Soto y Luís Martín, todos del municipio de Cabaiguán. Más tarde se incorporarían otros poetas destacados de la poesía improvisada en Cuba. En sus inicios se concibió para que saliera al aire únicamente en el tiempo de la zafra azucarera de 1968, pero debido a la aceptación de los oyentes, el programa continúa.

Desde los primeros programas se escucharon a las parrandas campesinas, es decir el canto a dúo o solo con décimas aprendidas con anterioridad y acompañamiento de percusión y cuerdas. Posteriormente fueron apareciendo otras secciones: se hacían los pie forzados que ponían los participantes del guateque o lo enviaban por cartas, se les cantaba a los oyentes en la sección de los oyentes y se hacía la llamada controversia entre poetas o diálogos poéticos cantándole a temas como la zafra azucarera, la necesidad de la educación, en aquel entonces un llamado a que todo el mundo alcanzara el sexto grado o simplemente le cantaban en diálogo a las bellezas de la naturaleza cubana. En el archivo sonoro de la Emisora Provincial de Radio Sancti Spíritus, constan grabaciones de los primeros programas.

Con la intención de compilar las memorias de la agrupación, se realizó un trabajo de transcripción de las décimas improvisadas por los poetas, cantándole a temas puntuales de la época. Un ejemplo de ello son las siguientes composiciones de los poetas Virgilio Soto y Jesús Pérez Sosa, fundadores del programa, cantándole a la zafra azucarera:

Jesús: La zafra precisamente,

no son seis meses de corte

porque hay que darle el aporte

del trabajo permanente.

Para llenar esa fuente

que da un jugo almibarado,

es necesario el cuidado

de limpia y fertililizante

para que rinda bastante

su tesoro azucarado.

Virgilio: La contienda azucarera

requiere de la atención,

de toda la población

agricultora y obrera

Desde la que se precisa en el corte

haste el último resorte

que interviene en el central

apremio fundamental

y su improvisado aporte.

Jesús: La caña en su crecimiento

con la fertilización

y la limpia en el cuartón

recibe más alimento.

Y ese alimento en aumento

de azúcar se fertiliza

porque la atención precisa

va de canuto en canuto

dándole sustancia al fruto

que se convierte en divisa.

Virgilio: La zafra tiene que ser

atendida en cada instancia

de acuerdo con la importancia

que en ella podemos ver.

Es preciso mantener

una atención especial

de los campos al central

porque hay que seguir creciendo

y el azúcar sigue siendo

nuestro renglón principal.

Con la incorporación de cantantes al Conjunto, se agregaban también otros números musicales: guarachas, guajiras, sones y boleros. Esteban Pino, quien fuera posteriormente director de la agrupación musical base del programa, compuso dos temas dedicados a la emigración canaria a Cuba, por ser él mismo descendiente de isleños. Los temas fueron El canario, dedicado a sus abuelos y El emigrante.

Refiriéndose a los inicios del programa expresó Félix Barceló:

“Llegué  a la emisora el 2 de febrero de 1968, y ya en enero había empezado el programa campesino, este mismo guateque pero con otro nombre Fiesta en el Cañaveral porque había zafra y era un pedido del secretario del partido. En el mes de marzo la emisora salió para Tuinucú y nos mudamos con toda la emisora para allá y por el día nos íbamos para la zafra. Frente a lo que era la emisora estaba ubicado el círculo social. A las 7 de la noche, tocando el pito del central empezaba el programa. Estaban Virgilio Soto, Luís Martín y Jesús Pérez Sosa, eso fue en 1968. El grupo base era lo que posteriormente fueron los Pinares, estaba Jesús Pérez Pérez, Pedro Pino como trecero y después fue que entró Marcelo, que en aquel entonces no tenía conocimiento pero le puso tanto empeño que aprendió enseguida. Después entró José Vera y los otros. En Tuinucú nos dirigó Pedro Andrés Nápoles, estuvimos un mes y después vinimos para la emisora.”

Fragmentos de entrevista a Félix Barceló realizada por la autora en junio de 2020.

El programa era dirigido por Pedro Andrés Nápoles, como locutor Delio Luna Echemendía, y en ocasiones Ernesto Valdés. Los locutores no eran fijos, era el que estuviera de turno. Sobre la composición del programa comenta Barceló:

El programa era de la ANAP, comenzaba con un número musical, después se leían las noticias de la asociación y se le cantaban a esos temas y después otro número en el medio, las controversias, los saludos a los oyentes y se cerraba con otro tema, de ahí no se salía y los lunes que se hacían glosas de amor, los oyentes mandaban versos para que los poetas se inspiraran. Los martes se hacía un diálogo poético, que se basaba en las temáticas que nos daba la ANAP, yo era el locutor y el director, prácticamente sin guión.

Fragmentos de entrevista realizada por la autora en junio de 2020.

Félix Barceló creó otras secciones como el dale al que no te dio, donde un poeta le cantaba a otro retándole, pero éste no le respondía, sino que retaba a otro. Al guateque se le agregaba la sesión de llegó el cartero, donde se leían y presentaban los saludos y las cartas de los lectores.

En el año 2005, cuando se jubila Félix Barceló, asume la dirección Martha Viciedo quien ya tenía una amplia experiencia en la radio y le gustaba mucho la música campesina. Con ella, se abría otro período en la historia del guateque, el guionista continuó siendo Félix Barceló y la conducción estuvo a cargo de José Rafael Vidarte, a quien bautizaron como el hombre del sombrero, para hacer alusión al campesino cubano

El programa Guateque en la Agricultura fue muy respetuoso con lo que se radiaba al público. Desde sus inicios se presentaron poetas aficionados como el caso de Álida Padilla y Paulita Fleites, pero eras aficionados con mucha calidad. A la entrada de Esteban Pino, este era quien los probaba y podía decir si cantaban o no. Bajo la dirección de Martha Viciedo se realizaron encuentros y concursos de tonadas entre jóvenes, con la intención de promocionar y difundir esta variante del punto cubano. Martha Viciedo dirigió el programa hasta el año 2015 cuando se jubila.

Una vez desintegrado el Conjunto Los Pinares, Francisco Díaz (Paquito) permanece contratado por la radio junto a los poetas Virgilio Soto, Raúl Herrera, y ya se habían incorporado Gabino Rodríguez, Roberto Pérez de Zaza del Medio y Guillermo González. Participaban otros como Raúl Hernández y Abel Amador. En el caso de Paquito y Virgilio, cuidaron celosamente la calidad del programa, continuaban organizando los guiones y cumpliendo con lo que enviaba Félix Barceló, además según Martha Viciedo, “ellos daban el visto bueno o no a todo lo que se hacía. Me sentía muy segura con ellos en el programa.”[1]

En la actualidad el programa Guateque en la Agricultura se mantiene bajo la conducción y dirección de José Rafael Vidarte. Las sesiones son las mismas de siempre, pie forzado, diálogos poéticos, controversias, tonadas y números tradicionales cubanos. El grupo base del programa es Séptima del Son, bajo la dirección del músico Elías Rodríguez. Es uno de los programas más antiguos de la emisora de radio espirituana. En sus archivos atesoran grabaciones de los primeros programas donde participaban los músicos, poetas y locutores que lo fundaron, por lo que constituyen valiosas reservas históricas y culturales de la provincia espirituana.


NOTAS

[1] Fragmentos de entrevista realizada por la autora a Martha Viciedo en julio de 2020.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s